MENÚ
lunes 25 septiembre 2017
04:44
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Madrid Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC

Éxodo rural y conservacionismo, bazas para la recuperación del lobo ibérico

  • Image
Mar Morales.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

08 de febrero de 2016. 12:47h

Comentada

El éxodo rural y el creciente interés de la sociedad española por el conservacionismo son dos de las principales razones para justificar la "significativa" recuperación del lobo en la península ibérica, según ha asegurado a Efe el doctor en biología Juan Carlos Blanco. Blanco, consultor del Grupo de Especialistas del Lobo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, ha constatado la expansión de este animal en los últimos años pese a no recibir ningún tipo de protección oficial.

Las organizaciones ecologistas piden la inclusión del lobo ibérico en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, si bien la especie ha logrado recuperarse por sí misma desde los años 70 del siglo XX, cuando quedó arrinconada en el noroeste peninsular.

Hoy ha recolonizado territorios tan próximos a las ciudades como la sierra madrileña donde, en la segunda mitad de enero, dos ejemplares fueron atropellados con una semana de diferencia en sendas carreteras en los términos municipales de Somosierra y de Manzanares el Real.

Blanco precisa que el abandono del campo ha propiciado la recuperación de vegetación natural con el consiguiente aumento de jabalíes y otros ungulados silvestres, presas naturales de los lobos que, además, han aprovechado la ausencia de su principal enemigo tradicional, el ser humano, para fortalecerse en la mitad norte peninsular aunque, en el caso de Sierra Morena, "está al borde de la extinción".

De todas formas, este especialista cree que el principal peligro que afronta la especie es un posible cambio de la tolerante actitud social actual en la ciudad, que no en el campo.

Opinión similar expresa Andrés Illana, portavoz de Grupo de Lobos de Euskadi, para quien la recuperación sobre todo de "bosques de matorrales" han facilitado el resurgir del "canis lupus signatus" o lobo ibérico.

Su asociación denunciaba también el pasado mes de enero la muerte legalmente autorizada de cuatro lobos en Carranza (Vizcaya), tras varios ataques contra ganadería de la zona.

Illana ha explicado a Efeverde que "no fue una batida sino un exterminio" porque "han eliminado los últimos ejemplares de esta localidad..., y de todo el País Vasco", lo que ha reforzado la recogida de firmas impulsada por 26 asociaciones ecologistas para la inclusión de este animal en el Catálogo Vasco de Especies Amenazadas.

En el otro lado de la balanza, ganaderos y agricultores con los que ha consultado esta redacción creen que "no se hace lo suficiente" para controlar al lobo.

Hasta en una región como la madrileña, donde se cree que apenas existen dos manadas hoy día, Alfredo Berrocal, presidente de la Unión de Agricultores y Ganaderos de Madrid, asegura que los ataques son "casi diarios", ante la "impotencia" del sector por las pérdidas y "el retraso de indemnizaciones por parte de la administración".

Berrocal cree que la posible convivencia pacífica entre lobos y ganaderos "es una ilusión" y exige un mayor control para evitar que la población lobera se convierta "en una plaga".

Opinión que comparte, entre otros, la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de Ávila, cuyo presidente Joaquín Antonio Pino apoya "sin dudar" autorizar "cuantas batidas sean necesarias".

Una forma de reconducir la situación sería la elaboración por parte de la administración de un censo actualizado, a falta del cual existe una iniciativa privada de voluntariado nacional impulsada por Fernando Palacios, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y Ángel M. Sánchez, del Fondo para la Protección de Animales Salvajes.

Su lema es "Ven a cambiar el cuento del lobo" y cuenta ya con 500 voluntarios pero un comunicado de la Oficina Nacional de Caza, Conservación y Desarrollo Rural rechaza la validez de este tipo de censos por "personal sin experiencia", ya que los datos recogidos "no tendrán rigor científico".

El debate continuará en los próximos meses con citas como las Jornadas Nacionales del Lobo, que se celebrarán en el municipio de Santa Comba (A Coruña) el 18 y 19 de marzo o la manifestación convocada por la organización Lobo Marley en Madrid para ese mismo mes. Efe

Red de Blogs

Otro blogs