• 1

Las parejas que ríen juntas son mucho más felices

La revista Time en su edición online publica un estudio que muestra que reír en pareja es un buen indicador de que la relación va a ser duradera.

  • Image
Lorena G. Díaz. 

Tiempo de lectura 2 min.

01 de septiembre de 2015. 10:02h

Comentada
Lorena G. Díaz.  4/9/2015

Sobran estudios que demuestran que la risa es buena para el alma. Pero ahora sabemos algo más: compartir risas con tu pareja une y afianza los sentimientos de amor y pasión. Laura Kurtz, psicóloga social de la Universidad de Carolina del Norte, siempre ha estado fascinada por la idea de la risa en las relaciones de pareja, así que se dispuso a averiguar la conexión entre la risa y el amor mediante la recopilación de 77 parejas heterosexuales (154 personas en total) que habían mantenido una relación un promedio de 4 años. Ella y su equipo hicieron grabaciones de vídeo de ellos recordando cómo se conocieron. Mientras tanto, el equipo trataba de generar risa espontánea entre ellos, risa que medían cuando la pareja se echaba a reír de forma conjunta, así como cuánto tiempo duraba. Cada pareja también completó una encuesta sobre su cercanía relacional.

"En general, las parejas que se ríen más juntas tienden a tener relaciones de mayor calidad", dice ella. "Podemos hacer referencia a la risa compartida como un indicador de una mayor calidad de la relación."

Parece de sentido común que las personas que se ríen juntas son parejas probablemente más felices, y que las parejas más felices tendrían una larga y saludable relación. Kurtz señaló además algunos patrones de género dentro del estudio, como por ejemplo que "las mujeres se rieron más que los hombres". También que "la risa de los hombres es más contagiosa: cuando los hombres se ríen, son 1,73 veces más propensos a hacer reír a su pareja." Un dato, cuanto menos, curioso.

También hay evidencia de que reír juntos es una actividad de apoyo. "Los participantes que se reían más con sus parejas durante una conversación tendían también sentirse más cerca el uno del otro", confirma Kurtz. Por otro lado, risas incómodas y sonrisas y carcajadas forzadas fueron indicadores de que puede haber algún problema en la pareja.

Todo este estudio se remonta a un experimento psicológico realizado en 1992, donde se reunieron a 52 parejas que contaban y compartían sus historias personales. El equipo observó si las parejas fueron positivas y efusivas o si por el contrario se mostraban cansadas de contar estas historias. Tres años más tarde, volvieron a contactar con ellas. Los análisis vieron una correlación en cómo las parejas contaron historias sobre su pasado y el éxito de la pareja: las más entusiastas seguían juntas y las que se mostraron cansadas o reacias a contar sus historias se habían separado. No en todos los casos, claro, aunque sí en la mayoría.

Por eso en la vida, solo o en pareja, ¡hay que reírse más!

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs