Sonia Pérez: «Los niños con lo que de verdad disfrutan es con el juego real»

Quien pone un pie en Imaginarium sabe qué tipo de juguete encontrará. La visión de la empresa es seguir investigando para desarrollar lo que ellos llaman juguetes saludables, que son los que proporcionan bienestar físico y emocional: «porque has conseguido un reto que te ha costado, o has estado riéndote mucho tiempo o has experimentado. Eso es lo que hace que un niño sea feliz y se convierta en un adulto sano».

  • Sonia Pérez, pedagoga
    Sonia Pérez, pedagoga

Tiempo de lectura 4 min.

29 de agosto de 2017. 16:06h

Comentada

ETIQUETAS

-Imaginarium, donde trabaja, ha realizado un estudio sobre juegos reales y con dispositivos electrónicos. ¿Cuál era el objetivo?

-Entender cómo juegan los niños del siglo XXI y de qué manera inciden los cambios sociales en su vida.

-¿Por qué diferencian uno de otro?

-Porque el juego real no es sólo el que se puede tocar con las manos; también se puede sentir, oler, se disfruta con otras personas, te produce risa, desarrollas habilidades sociales, físicas, emocionales. Es multisensorial; percibes todos los estímulos que hay alrededor. El de dispositivos es más virtual, todo eso no se percibe con la misma intensidad y no es tan completo. Tiende a ser individual; sólo uno de cada 10 requiere la compañía de sus padres con estos juegos.

-¿La tecnología influye en el juego?

-En Imaginarium también somos padres y vemos en el día a día cómo nuestro hijos van cambiando su forma de ocio. Hace unos años no había tanto dispositivo móvil y ahora cada vez más gente los tiene. En la calle se observan bebés con móviles. Hay un cambio de tendencia. Por eso hemos encuestado a 15.000 padres para saber hasta qué punto se ha cambiado y su opinión al respecto. Nos planteamos a qué dedican los niños ahora su tiempo de ocio, con qué juegan y sobre todo, saber qué les gusta.

-¿Y qué les gusta a los niños?

-De cero a siete años, más del 80% de los niños quiere jugar a muñecos, construcciones, juegos de rol... juegos que todos conocemos. Los niños usan los dispositivos móviles pero con lo que realmente disfrutan es con el juego real que es con el que desarrollan las habilidades que necesitan de adultos.

-No hemos cambiado tanto...

-No. El juego es una capacidad innata de los humanos; de adultos nos sigue gustando. Para aprender una cosa tienes que ensayarla, practicarla. Durante la infancia juegas a disfrazarte y a ponerte en la piel de otra persona, así ensayas situaciones de la futura vida real. Se desarrolla la empatía, la imaginación, el pensamiento creativo. Para los adultos parece obvio pero para un niño es un paso de gigante en su desarrollo y aprendizaje. Los juegos reales tienen que formar parte de su vida en un porcentaje alto.

-¿Y qué tipo de juego real prefieren?

-De cero a siete años, más del 80% de los niños solicita juegos que fomentan la creatividad, tipo plastilina, arena, manualidades, cantar, bailar. Lo que tiene que ver con hacer con las manos y con sentir. Después, los juegos de construcción que les aporta concentración y paciencia. El esfuerzo que tienes que hacer para conseguir algo es muy importante para cuando somos mayores. En tercer lugar, están los juegos de roles. Y sólo en cuarto lugar aparecen las tabletas. También es cierto que están por encima de los juegos deportivos y de los juegos de mesa.

-Alguna ventaja tendrán los dispositivos, ¿no?

-Puedes desarrollar la capacidad de concentración y de abstracción, la coordinación, la capacidad para buscar información, pero es un juego más individual. No es que una cosa sea buena y la otra mala, sino que cada una desarrolla unos valores y tienen que estar equilibrados. El juego es una necesidad vital para el niño y su desarrollo.

-Otra conclusión es que a los niños les encanta jugar en compañía de sus papás.

-Siete de cada 10 niños prefiere la compañía de sus padres cuando juega con juguetes reales. Sobre todo en la primera infancia, cuando es fundamental jugar con los padres, con otros niños y compartir. Además, a los niños les encanta mostrarles a sus padres lo que aprenden, que les presten atención y les muestren afecto.

-A los padres ¿les preocupa la tecnología sobre todo en verano?

-Más del 60% de los padres está preocupado por la incursión de los dispositivos móviles en la vida de sus hijos. También es verdad que durante el tiempo estival las opciones de jugar con otros niños al aire libre, sintiendo, tocando, son infinitas: desde juegos de piscina, en la playa, experimentar con la arena, el agua, usar patinetes, bicicletas... Todo esto aporta un montón de sensaciones y valores que de otra forma no se pueden experimentar. En verano está claro que hay que equilibrar el de ocio.

- Algún consejo para volver al cole.

-El verano es libertad, nos salimos de la norma, nos acostamos más tarde. En septiembre hay que reconducir para la vuelta al cole. Hay muchas fórmulas para recuperar la rutina; se puede hacer a través del juego, poniendo retos.

-Los niños saben jugar y ¿aburrirse?

-En esta sociedad de la inmediatez a los niños les cuesta aburrirse, pero eso es buenísimo para desarrollar el pensamiento creativo (¿cómo soluciono esta situación que no me está gustando nada?). Los niños que se aburren terminan inventándose algo; es increíble la capacidad que tienen. Sería bueno dejarles que se aburrieran.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs