lunes, 20 febrero 2017
15:48
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Y la moviola llegó a la Copa

  • El arbitraje, protagonista en el pase del Madrid a semifinales.

El base del Real Madrid Sergio Llull (d) entra a canasta ante el jugador del Morabanc Andorra Giorgi Shermadini
El base del Real Madrid Sergio Llull (d) entra a canasta ante el jugador del Morabanc Andorra Giorgi Shermadini
Efe

Hace cuatro años el Andorra estaba disputando y ganando al Palencia la final de la Copa del Príncipe de Asturias y ayer estuvo muy cerca de tumbar al Real Madrid y protagonizar la mayor sorpresa copera en años. El partido se fue a la prórroga, pero los últimos segundos antes de alcanzar el tiempo extra estuvieron marcados por la polémica. “Lo que ha pasado en los minutos finales lo dejo a vuestra valoración”, comentó Joan Peñarroya, técnico andorrano, después de rozar las semifinales.

Y lo que sucedió es que con el Madrid tres puntos abajo (83-86), un vertiginoso eslalon de Sergio Llull terminó con un triple de Randolph a cuatro segundos del final. La acción de Llull tuvo como ingrediente extra una pisada en la línea de mediocampo. Con el pie izquierdo, el base del Real Madrid comete campo atrás. La infracción no fue señalizada por los árbitros, luego llegó el triple del estadounidense y la prórroga con la que el Madrid selló el pase a semifinales. Las imágenes no dejan lugar a la duda y los protagonistas lo tenían bastante claro. “Si ha sido campo atrás como dice todo el mundo, pues ha sido campo atrás y los árbitros se han equivocado por qué no voy a reconocerlo. Son situaciones del juego y los partidos no se deciden por una única jugada”, afirmó Laso reconociendo la realidad sin problemas.

Alguno se preguntaba por qué los árbitros no habían consultado el “Instant Replay”, la tecnología que permite revisar en vídeo situaciones muy concretas durante los partidos. La respuesta es sencilla. La infracción de campo atrás no está contemplada en los supuestos en que los árbitros pueden usar este sistema.

Pero hubo más. Segundos antes de entrar en el último minuto y con el Andorra cuatro puntos arriba, una jugada de Shermadini concluyó con un gancho. Los dos puntos elevaban a seis la diferencia para los andorranos antes de afrontar los 60 segundos finales, pero... los árbitros pitaron pasos. Las protestas desde el banquillo andorrano fueron unánimes. Laso también lo tenía claro: “Shermadini ha hecho pasos”.

Con la polémica arbitral recorriendo los pasillos del Buesa Arena y contagiándolo todo de un cierto ambiente futbolero, la sensatez terminó por imponerse. “No quiero pensar que hemos perdido el partido por los árbitros”, comentó el escolta David Navarro.

  • 1

Vídeos

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs