MENÚ
miércoles 13 diciembre 2017
02:49
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Descendido en Europa

El Atlético completa una fase de grupos muy floja y se clasifica para la Liga Europa. Sólo ha ganado un partido de seis

Tiempo de lectura 2 min.

06 de diciembre de 2017. 01:24h

Comentada
Domingo García Madrid. 6/12/2017

Lanzó Filipe Luis al poste y Courtois atrapó la pelota en el remate de cabeza de Koke tras el rechace. Inmediatamente después, Perotti remataba el gol de la Roma. En sólo dos minutos la realidad rojiblanca dio la vuelta. Pasó de estar clasificado a no poder hacerlo de ninguna manera. Dio igual que poco después Saúl marcara el gol que adelantaba al Atlético. Parecía que el futuro del equipo del Cholo se había decidido en sólo un momento, pero era el fruto de una penosa fase de grupos de los rojiblancos. Sólo había ganado un partido y eso fue suficiente para que llegara a la última jornada con opciones de clasificarse para la segunda ronda. Tres empates y una derrota completaban una triste primera fase que conseguía mantener la esperanza de una clasificación en el último momento. ««Sacamos más puntos contra el primero de grupo que contra el último», reflexionaba Simeone tras el encuentro.

Era un partido complicado el de ayer en el que el Atlético tenía los ojos en Stamford Bridge y los oídos en el Olímpico de Roma. Por eso los cambios de Simeone buscaron una victoria desesperada. Correa por Gabi y Vietto por Giménez eran señales más que evidentes de lo que necesitaba el Atlético. Pero habría necesitado mucho más durante toda la fase de grupos. Más de lo que ofreció ayer, las paradas de Oblak, que siempre responde, y el gol de Saúl. Los tantos del centrocampista ilicitano siempre llegan cuando más lo necesita su equipo. El ejemplo más evidente es el que marcó al Bayern de Múnich en las semifinales de la Liga de Campeones de 2016 y que clasificó a los rojiblancos para la final. Sólo Griezmann ha metido más goles que él en Europa para los rojiblancos en las dos últimas temporadas. Cinco contra ocho. Uno menos de los que ha logrado su equipo en esta edición. «El fútbol es la contundencia y en esta competición no la hemos tenido», lamentaba el Cholo. El gol de Saúl no fue suficiente. «Hemos intentado conseguir una victoria, aunque al final no ha sido posible. El equipo tenía que mantener el prestigio, dar la cara y eso sí que lo hemos conseguido», decía el centrocampista rojiblanco.

El Atlético ha marcado seis goles y sólo ha encajado uno menos a pesar de Oblak, que ayer hizo ocho paradas para alimentar la ilusión un poco más. Míchel Madera estuvo a punto de empatar para el Qarabag en los últimos minutos. El mismo jugador que marcó para los azeríes en el Metropolitano pudo alargar la vida de los rojiblancos, que vivieron unos minutos extras de tortura. El partido en Roma acabó antes. Ya sabía el Atlético que estaba clasificado para la Liga Europa. Ahora debe decidir si compite o es sólo una molestia. «Jugamos con la camiseta del Atlético de Madrid, no necesitamos el nombre de una competición para motivarnos», dice Simeone.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs