martes, 27 junio 2017
08:35
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

El PSOE quiere asestar un golpe como el de la estiba con la «ley mordaza»

  • La oposición aprobará la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana con el Gobierno enfrente

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, junto al presidente canario, Fernando Clavijo, ayer en Las Palmas
La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, junto al presidente canario, Fernando Clavijo, ayer en Las Palmas

La derrota del real decreto del Gobierno para reformar el sector de la estiba podría no quedar en un caso aislado. Al menos eso es a lo que aspira el PSOE que espera volver a visibilizar hoy en el Congreso de los Diputados la soledad del Ejecutivo que preside Mariano Rajoy a cuenta de la derogación de la Ley de Seguridad Ciudadana. El correctivo que la oposición quiere aplicar a la etapa de mayoría absoluta del PP durante la pasada legislatura comienza a tomar forma con la connivencia de Ciudadanos, que ha pasado de socio prioritario de los populares a alinearse con los partidos que quieren revertir sus reformas. Salvo sorpresas, el Pleno de esta tarde debatirá y aprobará la toma en consideración de la proposición de ley que el PSOE registró en diciembre para derogar la que denominan como «ley mordaza». Así se dará el primer paso de un recorrido legislativo que durará varios meses y que el PP sólo podrá retrasar, haciendo valer su mayoría absoluta en el Senado.

Los socialistas cuentan con el apoyo de la mayoría de la Cámara y aspiran a repetir los números que en noviembre avalaron la moción presentada por el partido con el mismo objeto. Aquella moción –sin recorrido legislativo aunque con simbolismo político– contó con el voto afirmativo de Podemos, los partidos nacionalistas e independentistas y con la abstención de Ciudadanos. Ahora el papel que tome la formación de Albert Rivera volverá a ser objeto de atención. No porque sea decisiva, aunque votará en contra con el PP saldría adelante, sino por la actitud que la formación naranja ha adoptado en las últimas iniciativas legislativas. Ciudadanos decidirá en la reunión de grupo que se celebrará esta mañana su postura en la votación, pero el ánimo que trasciende –según fuentes de la formación consultadas por LA RAZÓN– es «defender las garantías y libertades constitucionales, frente a unos conservadores dispuestos a sacrificarlas en pos de la seguridad». No obstante, los de Rivera no se sienten cómodos con la «derogación» que promueve el PSOE y ven con mejores ojos la reforma parcial que propone el PNV y que se debatirá conjuntamente con la de los socialistas. Los nacionalistas vascos sólo son partidarios de tocar ciertos artículos controvertidos –44 para ser más exactos– sin derogar la norma aprobada en 2015 bajo el mandato de Jorge Fernández Díaz. Esta tesis contaría además con el aval del actual titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, y desde el PP señalan que «aunque es complicado» buscarán el consenso hasta el final. Por su parte, el PSOE propone que mientras se legisla el nuevo articulado se rescate la normativa anterior: la «ley Corcuera» para evitar el vacío legal. Esta normativa también tendría que ser enmendada para introducir actualizaciones como la implantación del DNI electrónico o nuevas conductas infractoras –como la proyección de haces de luz sobre pilotos o conductores de medios de transporte que puedan provocar accidentes–, entre otras. Si la Cámara da su aprobación hoy, los trabajos los asumirá la Comisión de Interior, donde los grupos podrán introducir sus enmiendas al texto que, posteriormente, deberá ser aprobado en Pleno y pasar el tamiz del Senado, donde el PP puede retrasar su tramitación, haciendo valer su mayoría absoluta.

Entre los artículos que se pretenden eliminar está la posibilidad de sancionar a los participantes de manifestaciones, aunque estén prohibidas o se realicen frente a las Cámaras; la prohibición de tomar imágenes o distribuir datos personales de las Fuerzas de Seguridad y se despenalizará la «okupación» cuando no sea delito penal, entre otras.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1