MENÚ
miércoles 20 septiembre 2017
12:51
Actualizado

Escándalo por José Miguel Serrano

La emisión en la BBC de un reportaje del activista proeutanásico Terry Pratchett ha creado el consiguiente y buscado escándalo. Como han dicho comentaristas británicos, es intolerable que la televisión pública ejerza de animador de quienes tras los fracasos de 2006 quieren legalizar la eutanasia en Gran Bretaña con la máscara del suicidio asistido. En este caso, se ha insistido en que la retransmisión no ya de suicidios sino de notas sobre los mismos está desaconsejada por la BBC y prohibida por los medios británicos.
Conviene detenerse en la parcialidad de los argumentos esgrimidos por los partidarios de las peculiares muertes dignas. Promocionar el suicidio asistido como una práctica autónoma de millonarios aquejados por graves dolencias supone ignorar lo que diversos autores han manifestado; personajes como Cicely Saunders, fundadora de los cuidados paliativos,  o el juez Lawton, autor del primer informe británico desestimando la posibilidad de legalización de la eutanasia. La presión social una vez legalizadas estas prácticas va a ser enorme. Y ésta no se ejercerá sobre sujetos de grandes recursos, sino sobre ancianos enfermos con pocos medios. Una vez planteada la posibilidad, esas personas tendrán que justificar su opción por vivir, y eso en el caso de que no sean la ristra de parientes los que decidan por ellas.


José Miguel Serrano

SIGUENOS EN LA RAZÓN