MENÚ
domingo 17 noviembre 2019
04:26
Actualizado

El «plan Renove» comenzará el 10 de junio y finalizará en diciembre

Industria dará 80 euros por el cambio de los cuatro neumáticos

El anunciado «plan renove» para sustituir los neumáticos en mal estado se publicó ayer en el BOE y estará en vigor desde el 10 de junio hasta el 15 de disiembre, si es que antes no se agotan los fondos de 4,8 millones de euros dispuestos por el Ministerio de Industria.

  • neuma1
    neuma1
Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

26 de abril de 2011. 00:15h

Comentada
Madrid. 26/4/2011

Algo que parece más que probable, ya que dentro de las disposiciones aprobadas, la norma exige que, para poder beneficiarse de esta ayuda oficial, es necesario sustituir las cuatro ruedas del coche. Con la cantidad aprobada podrán acogerse a la ayuda un total de 240.000 neumáticos, equivalentes a 60.000 vehículos. La cifra sólo representa el 1,26% de los neumáticos que se venden cada año en España.

Exigencias de la ayuda
El mercado total de neumáticos que se venden cada año en nuestro país es de 19 millones de unidades, que se reparten entre los aproximadamente 17 millones que absorbe el mercado de turismos y todoterreno, los 1,2 millones de las furgonetas y vehículos comerciales y los 800.000 de los camiones y demás vehículos industriales. La falta de una dotación presupuestaria adecuada hace que este plan de renovación de ruedas sólo vaya a llegar a una mínima parte de los usuarios.

La disposición publicada en el BOE exige que se cambien las cuatro ruedas del coche y, normalmente, los usuarios sustituyen sus neumáticos de dos en dos cuando se desgastan. Y el desgaste no suele ser el mismo en el tren trasero que en el delantero, en función de la situación del motor o de la tracción de las ruedas.

Por otra parte, sólo podrán beneficiarse de estas ayudas los propietarios particulares, no los automóviles a nombre de empresas o de operaciones de «renting» o «leasing». Es decir, se excluyen de entrada los camiones, furgonetas y vehículos que hagan servicios para empresas o autónomos.

La norma establece, a partir de ahora, una serie de plazos que regirán el funcionamiento de este plan. El primero de ellos afecta a los establecimientos instaladores de neumáticos, que desde el 10 de mayo deberán solicitar la autorización para poder ser agentes de las ayudas de cara a sus clientes. Los fabricantes e importadores de ruedas, por su parte, tienen un plazo hasta el 17 de mayo para inscribir sus productos en el catálogo de neumáticos que pueden acceder a estas ayudas. Es aquí surge la primera controversia.

Beneficiarios
En teoría, sólo pueden beneficiarse de este cobro los neumáticos homologados como ahorradores de energía. Pero la norma europea que homologa este tipo de ruedas aún no está aprobada y no entrará en vigor, como pronto, hasta finales del año próximo. Con lo cual, los empresarios del sector no saben a ciencia cierta cuáles de sus productos son admitidos en la norma de la Administración española. Tendrá que ser el IDAE, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, el que califique a un neumático como apto o no apto para recibir las ayudas.

El llamado «plan Renove» de los neumáticos comenzará el próximo 10 de junio y se extenderá hasta el 15 de diciembre, o hasta el fin de los fondos asignados, como ocurrió en el Plan 2000E de los automóviles, que finalizó antes de la fecha límite con muchos concesionarios esperando cobrar las ayudas apalabradas por el plan del Gobierno.

Fuentes del sector de los instaladores han mostrado sus dudas acerca de la eficacia de la medida. Sobre todo, por lo que supondrá de burocracia y papeleo para poder acceder a las mismas. Es algo al alcance de las grandes cadenas de venta e instalación de ruedas, como Feu Vert, Norauto, PitStop o Midas, pero difícil para el pequeño taller que debe destinar tiempo a rellenar cuestionarios con el fin de  poder cobrar a plazo y sin intereses unas ayudas no exageradas.

Multa de 100 euros
Hay que señalar que la Ley de Seguridad Vial exige que el dibujo de la banda de rodadura de los neumáticos tenga una profundidad mínima de 1,6 milímetros. Si es inferior, la norma prevé una multa de 100 euros por rueda. Durante las últimas semanas se ha apreciado un incremento de las denuncias por este concepto cuando, hasta el momento, la Guardia Civil no había atendido nunca a esta exigencia. Los objetivos del  plan de renovación están bastante más orientados al programa de ahorro energético promovido por el Ministerio de Industria que a la seguridad vial.

Una buena idea, con escasos recursos
¿Alguien va a cambiar las ruedas por ahorrarse 80 euros? Sin duda es una cantidad atractiva, pero los propietarios van al taller a sustituir sus neumáticos cuando la vida útil de éstos ha terminado, no porque se vayan ahorrar dinero. El  estado de los neumáticos es un mal endémico de nuestro parque automovilístico. No por ahorro energético, sino por la seguridad vial. Por ello, las ayudas para su rejuvenecimiento son siempre bienvenidas. Pero 4,8 millones son claramente insuficientes, ya que sólo beneficiarán a poco más del 1% de las ruedas vendidas en España en un año. Una idea semejante debería haberse puesto en marcha en tiempos de bonanza, cuando podría haberse asignado una dotación más generosa. En las circunstancias actuales, parece una fórmula voluntariosa, pero nada más.
 

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs