viernes, 21 julio 2017
20:28
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Las familias en camino hacia Milán

  • Los Encuentros Mundiales de la Familia fueron creados por Juan Pablo II en 1994, con el objetivo de hablar, reflexionar y trabajar sobre la importancia vital que tienen las familias para la sociedad de hoy. Empezaron en Roma y se celebran cada tres años en una ciudad distinta, anunciada por el Papa.

Este año la cita se celebra en Milán del 30 de mayo al 3 de junio, cinco días en los que se trabajará bajo el lema «La familia: el trabajo y la fiesta». El Congreso teológico-pastoral será el pistoletazo de salida de este encuentro, que terminará con las fiesta de los testimonios y con la Santa Misa celebrada por Benedicto XVI.


En 2012 Milán se ha convertido en la ciudad mundial de la familia; en 2006 lo fue Valencia. El V Encuentro Mundial de las Familias se celebró en la capital del Turia del 1 al 9 de julio y congregó a 1.500.000 personas. La cita fue un éxito de congregación a pesar de coincidir con las fiestas de San Fermín, con la celebración del Tour de Francia y con la final del Mundial de Fútbol de Alemania. El lema en aquella ocasión fue «La transmisión de la fe en las familias». Supuso el primer encuentro de las familias con Benedicto XVI y la primera visita del nuevo pontífice a España. El Papa dijo en Valencia que «proclamar la verdad integral de la familia, fundada en el matrimonio como Iglesia doméstica y santuario de la vida, es una gran responsabilidad de todos».


Hasta Milán desde Torrent

Esa «gran responsabilidad de todos» a la que aludía el Papa se la tomaron muy en serio en la localidad valenciana de Torrent. Desde que Su Santidad visitará la ciudad, «el plan pastoral de la parroquia tiene puesto su punto de mira en familia y en la importancia de la transmisión de la fe a los hijos a través de la familia con la ayuda de la parroquia», afirma Amadeo Romá, párroco de la la Iglesia del Buen Consejo.


En esta ocasión serán 51 personas de esta localidad las que viajarán hasta Milán en avión y se alojarán con distintas familias de Caravaggio. Tendrán la oportunidad de convivir un día entero con la comunidad parroquial que les acoge, además de participar en los actos programados por la organización del EMF.


El Encuentro Mundial de las Familias supone una ocasión única para orar, dialogar y profundizar sobre la familia; por ello, los peregrinos de Torrent se han preparado mediante una serie de catequesis que han recibido desde principio de curso y que han sido impartidas por la comisión de matrimonio, familia y vida de la parroquia del Buen Consejo.


Se han celebrado siete ediciones, pero la más numerosa tuvo lugar en Manila, Filipinas, en 2003. En aquella ocasión, cuatro millones de peregrinos se congregaron en torno al Papa bajo el lema «La familia cristiana: una nueva buena para el Tercer Milenio». Cada encuentro mundial tiene sus particularidades, pero todos trabajan para que «las familias se encuentren como iglesia doméstica y santuario de la vida para orar, dialogar y profundizar en temas de actualidad», según el Consejo para la Familia.

SIGUENOS EN LA RAZÓN