miércoles, 27 julio 2016
03:49
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Internacional

Reformistas y moderados consolidan su avance en Irán

  • Los ultraconservadores reciben un fuerte varapalo al perder todos los escaños en el distrito de Teherán y ver reducida su presencia tanto en el Parlamento como en la decisiva Asamblea de Expertos

Una mujer reza ante la tumba de un soldado desconocido en el centro de Teherán, ayer
Una mujer reza ante la tumba de un soldado desconocido en el centro de Teherán, ayer
Ap

Mahya, a sus 28 años, lleva la vida de cualquier europea. Por las mañanas trabaja en una empresa de paneles fotovoltaicos como ingeniera, y por las tardes estudia un máster para ganar especialización. El viernes al salir de clase de inglés, de camino a casa, pasó por un par de centros electorales en Teherán sin detenerse y depositar la papeleta. Sin embargo, durante la comida debatió con su familia sobre las elecciones y por la tarde, Mahya y los suyos decidieron salir a votar. En los barrios cosmopolitas de la capital iraní, éste fue el sentir de decenas de miles de personas. Esa movilización ha permitido que los reformistas hayan ganado todos los escaños (30) de la circunscripción de Teherán, dejando a los ultraconservadores sin representantes en la capital. A falta de los resultados oficiales definitivos –que se darán mañana–, en estas dobles elecciones al Parlamento y a la Asamblea de Expertos –órgano encargado de elegir al líder supremo– se pueden apreciar lo dividida que está la sociedad iraní. Los reformistas y los conservadores moderados se hicieron con 78 diputados (26 tenían hasta la fecha) de un total de 290 escaños. Los ultraconservadores obtuvieron 90 escaños, un gran retroceso ya que hasta ahora ocupaban 167 escaños. Los independientes obtendrían unos 45 diputados, mientras que otros 80 escaños deberán ser asignados en una segunda ronda electoral prevista para abril.

El mapa del voto iraní demuestra que en las poblaciones más tradicionales y rurales el triunfo fue para los ultraconservadores. En algunos distritos no se permitió que ningún reformista pudiera presentarse, por lo que directamente no hubo contienda. En la ciudad de Qom, una suerte de Vaticano para los chiíes, los grandes clérigos hicieron campaña por «los principalistas», como se autodenominan los halcones. El resultado ha sido dos escaños para los ultraconservadores y uno para un candidato independiente. Al mediodía de ayer, las autoridades iraníes informaron de que aún faltaban 1.400 urnas por abrir en las elecciones al Parlamento y alrededor de 1.000 para la Asamblea de Expertos. En ambos comicios llevaban la delantera los reformistas en Teherán. Entre los diputados que más votos habían recibido en todo el país figuran, en primer lugar, el líder reformista que ha hecho una magnífica campaña, Reza Aref. En segundo lugar, el ultraconservador Motahari, seguido de un candidato independiente que concurrió en la lista de los reformistas, Alireza Mahjub (entrevistado por LA RAZÓN el día antes a la cita con las urnas). En la Asamblea de Expertos –clave para el futuro si se quiere cambiar de rumbo en Irán– también los reformistas ganaron ampliamente.

«La clave para entender Irán y lo que estos resultados constatan es que las dos primeras partes del eslogan oficial de la revolución están chocando: Independencia, Libertad, República Islámica», explica el periodista Hossein Derakhshan a este periódico. «Se puede notar la tensión entre la independencia y la libertad, esa fuerza está moldeando al país». Obviamente, los reformistas son los que tienen la libertad como prioridad.

Para Derakhshan, la clave electoral no es la economía, sino las diferencias culturales y la profunda brecha entre Teherán y el resto del país. «La realidad que se vive en Teherán es tan distinta y está fuera de control del Gobierno. Gradualmente irá en aumento debido a una mayor educación y al acceso a internet y a la televisión satélite. También hay una nueva generación de jóvenes modernos que quieren viajar y conocer mundo», sostiene.

Más apertura a la vista

- Los reformistas de Teherán, el mayor distrito del país, también ganaron 15 de los 16 asientos de la Asamblea de Expertos. Los resultados definitivos se conocerán mañana

- Baja la participación. Un poco más del 60% del censo electoral acudió a votar el viernes.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs