• 1

Chiquito, ingresado en la UCI

Tras el cateterismo al que fue sometido el viernes, el humorista sufre una fuerte infección.

  • Gregorio Sánchez ha ingresado dos veces en menos de un mes en el hospital
    Gregorio Sánchez ha ingresado dos veces en menos de un mes en el hospital
Marisol Suárez. 

Tiempo de lectura 2 min.

08 de noviembre de 2017. 00:34h

Comentada
Marisol Suárez.  8/11/2017

ETIQUETAS

Como ya adelantó LA RAZÓN en exclusiva el pasado sábado, el humorista Chiquito de la Calzada, de 85 años, podría sufrir una grave enfermedad en la próstata, algo que se lleva con mucha discreción para no alarmar a su entorno más cercano y a sus seguidores. Su representante, Arturo del Piñal, intenta quitar hierro al asunto al afirmar que «se ha rumoreado sobre este tema, pero no es cierto». «Gracias por preocuparos. Un abrazo», se despide rápidamente. Lo que sí confirma es el último parte médico en el que se detalla que «en la noche del lunes 6, Gregorio Sánchez fue trasladado a la UCI para ser tratado de una infección cuyo origen está en estudio y que ha condicionado un deterioro hemodinámico. No está intubado y se encuentra estable, pendiente de evolución».

El agravamiento de su estado de salud, unido a su avanzada edad, ha llevado al cómico a ingresar en el hospital Regional de Málaga dos veces en un mes. La primera, el 14 de octubre, tras sufrir una caída en su domicilio por la que el humorista permaneció tres días hospitalizado. Los familiares tuvieron que avisar a los bomberos porque no respondía y no podían entrar al estar las llaves puestas por dentro. Al acceder a la vivienda se encontraron al humorista tendido en el suelo sin poder moverse. La segunda porque sufrió una angina de pecho y hubo que someterle a un cateterismo el pasado viernes. El lunes por la tarde comenzó a sentirse peor y los médicos que le atienden descubrieron la infección, por lo que, inmediatamente, le trasladaron a la UCI.

La sobrina de Chiquito, Lola, sigue sin querer facilitar datos sobre la salud de su tío. Un secretismo que hace pensar que la situación clínica no era tan positiva como intentaban dar a entender hace unos días algunos amigos como Paz Padilla. De hecho, las mismas fuentes que desvelaron a este periódico su grave enfermedad de próstata, han advertido a algún periodista de los que hacen guardia a la puerta del hospital: «No se vaya muy lejos porque el estado de salud de Chiquito no es tan benigno como lo pintan».

Una de las enfermeras que le ha atendido estos día revela que «Gregorio parece no darse cuenta de que está gravemente enfermo. Es un hombre muy simpático y no para de contar chistes. Es incapaz de estarse quieto en la cama. Te traspasa su ternura y su ánimo. Es increíble. Aquí le quiere todo el mundo».

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs