lunes, 05 diciembre 2016
01:47
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Díaz tendrá que explicar en la Cámara el coste de su viaje a Bruselas

  • IU tiene claro que se trata de un viaje de «autopromoción» pagado por la Junta con

  • el dinero de «todos los andaluces»

Juanma Moreno calificó su viaje a Bruselas de «tremendamente fructífero»
Juanma Moreno calificó su viaje a Bruselas de «tremendamente fructífero»

Ni agenda de «alto nivel» ni defensa de los intereses de Andalucía en la Unión Europea. Los partidos de la oposición –cada uno en distinta medida– tienen claro que el viaje de la presidenta de la Junta a Bruselas sólo persigue «autopromoción» dentro de su carrera por dirigir el PSOE. El agravante es que se trata de una expedición institucional pagada por la Administración autonómica. IU ya ha registrado una petición en el Parlamento para que el Gobierno andaluz detalle el coste del viaje. La solicitud está registrada en la comisión de Presidencia y tendrá que ser el vicepresidente de la Junta, Manuel Jiménez Barrios, el que detalle «cuánto nos ha costado a los andaluces este viaje».

El coordinador general de la formación de izquierdas, Antonio Maíllo, criticó que la jefa del Ejecutivo andaluz anunciara «que va a defender a Andalucía pero se dedica a autopromocionarse con el dinero de los andaluces para ser la próxima secretaria general del PSOE». Y consideró «una vergüenza que los perfiles oficiales de las redes sociales del Gobierno andaluz se dediquen a difundir los encuentros con su partido».

La agenda de Díaz y sus declaraciones desde la capital europea refuerzan esta teoría. El día de su llegada estuvo en la agrupación Socialista Pablo Iglesias en Bruselas junto a su secretaria general, Carmen Madrid. En el día de ayer, sus guiños a la situación del PSOE fueron frecuentes. Durante su intervención ante el pleno del Grupo Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo abogó por un Partido Socialista «más fuerte» en Europa frente a los nacionalismos y populismos y que posibilite una Unión Europea más social.

No es la primera vez que Díaz viaja a Bruselas como presidenta de la Junta. Ya lo hizo en mayo de 2014 durante dos jornadas. Entonces fue el El Partido Popular el que solicitó al Gobierno andaluz detalle por escrito del coste del viaje. La Junta aseguró entonces que ascendió a 4.930 euros.

Al margen del dinero público invertido en el viaje, para Maíllo la jefa del Ejecutivo andaluz debería defender en Bruselas los intereses de Andalucía en asuntos como la Política Agraria Común (PAC). En este sentido, lamentó que Díaz debería «haber dado un manotazo sobre la mesa» para exigir que el modelo no siga como hasta ahora, «promoviendo y promocionando no la producción, sino la extensión de la propiedad».

Por contra, lamentó que la presidenta de la Junta «se dedica a ver cuántos delegados y apoyos tiene para ser secretaria general del PSOE mientras la PAC pierde fondos, en educación venden lo que han vendido 20 veces o en la sanidad se abren boquetes por todos lados».

El cabreo de IU con Díaz viene de largo, desde qie decidió unilateralmente romper el acuerdo de Gobierno y convocar elecciones autonómicas anticipadas. La pugna se ha acrecentado en los últimos meses, más aún después del proceso de convergencia que han iniciado con Podemos.

«Ella está en su partida, que nada tiene que ver con los problemas de los andaluces», dijo Maíllo. «Estamos profundamente indignados con esta tomadura de pelo que significa el Gobierno de Susana Díaz: promoción personal, satisfacción de sus intereses partidistas y abandono absoluto de la gobernanza y de los grandes problemas de esta tierra», zanjó.

A estas críticas también se sumó ayer Ciudadanos. La formación naranja no ha relacionado abiertamente el periplo europeo de Díaz con su intención de liderar el PSOE, pero sí criticó que el viaje no va a servir para solventar los problemas urgentes que tiene Andalucía. Juan Marín, el portavoz de la formación en el Parlamento, lamentó que la presidenta haya viajado sin una agenda «consensuada con todos», motivo por el que consideró que sus reuniones «no van a dar los resultados que podría haber dado», ya que si un Gobierno «va en minoría la debilidad se nota».

Marín explicó que la Junta tiene que ir a Europa «no a pedir permiso, sino a pedir paso», con propuestas que se podrían defender «con mucha más solvencia» si van acompañada del esfuerzo de todos, con consenso con otros partidos y organizaciones afectadas. «No digo que la presidenta tenga que preguntar a Juan Marín, a Juanma Moreno o a Antonio Maíllo qué es lo que tiene que hacer en Europa», pero si se van a reclamar por ejemplo ayudas para el campo las organizaciones agrarias «lo deben saber», dijo.

A juicio de Ciudadanos, hay que pedir opinión antes de poner en marcha las iniciativas. Díaz tendrá que ofrecer muchas explicacioners a su regreso.

Moreno reclama más recursos para los espacios protegidos

El presidente de los populares andaluces, Juanma Moreno, clausuró ayer su visita de tres días a la capital comunitaria en un viaje que calificó ayer como «tremendamente fructífero» para los intereses de Andalucía. El líder del PP-A se entrevistó en su última jornada con el Comisario de Energía y medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y recordó que Andalucía es la comunidad autónoma con más espacios protegidos de toda la Unión Europea y necesita de «más recursos económicos» para preservar y ampliar estas zonas en consonancia con el desarrollo económico y la creación de empleo. Moreno reconoció que Andalucía tiene déficit hídrico y debe también evitar el proceso de deforestación en la zona oriental.

El viaje del líder de la oposición ha estado marcado por la presencia también de Susana Díaz. Moreno insistió en calificar como «error» que la presidenta de Andalucía, que ha mantenido varios encuentros al máximo nivel con algunos comisarios no haya aceptado su propuesta de mantener de manera conjunta estas entrevistas como modo de «generar complicidades» con el ejecutivo comunitario y conseguir que las políticas dictadas por Bruselas sean más beneficiosas para esta región.

Con respecto a los fondos bloqueados por la Unión Europea a Andalucía por irregularidades en la gestión, Moreno puso de manifiesto su «sorpresa» por el hecho de que la Junta diga «ahora que sólo son 52 millones», ya que, hasta ahora, «no lo reconocía» pese a que el PP le ha pedido esa «información muchas veces por vía parlamentaria».

«Nosotros hemos pedido, a través de la comisaria de Empleo, un informe con los datos y creemos que son 468 millones de euros», dijo el líder del PP andaluz, que, no obstante, aseveró que «sea la cantidad que sea», su partido lo que hará será «trabajar, y no entrar en polémica, para que llegue a Andalucía».

Con respecto al reparto de la PAC, expuso que éste «forma parte del argumentario político del PSOE» y lamentó que Susana Díaz no haya reaccionado a las declaraciones de los responsables de Aragón o Castilla La Mancha, que proponen «trocear la tarta perjudicando los intereses de Andalucía».

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1