lunes, 21 agosto 2017
12:19
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Castilla y León

Niños de Cacabelos envían bicicletas a la India para que otros puedan ir a la escuela

  • La iniciativa está encabezada por Federico Méndez, profesor de Geografía e Historia

ETIQUETAS

La técnico de la Fundación Vicente Ferrer en Castilla y León, Nuria Burgos, junto al profesor de geografía en el IES Bergidum Flavium de Cacabelos (León), Federico Méndez
La técnico de la Fundación Vicente Ferrer en Castilla y León, Nuria Burgos, junto al profesor de geografía en el IES Bergidum Flavium de Cacabelos (León), Federico Méndez
César Sánchez/Ical

Cuando el instituto al que los alumnos deben acudir cada mañana está a más de dos horas de camino de sus lugares de residencia, el abandono escolar se convierte en un problema.

Eso es lo que ocurre en grandes zonas de la India como Anantapur, un distrito en el que en algo menos de 20.000 kilómetros cuadrados (como la provincia de León), viven más de cuatro millones de personas, casi el doble de los habitantes de toda nuestra Comunidad.

Un proyecto solidario encabezado por Federico Méndez, profesor de Geografía e Historia del IES Bergidum Flavium en el municipio berciano de Cacabelos, busca poner freno a esta problemática con la organización de una marcha ciclista cuyos beneficios se destinen a la compra de bicicletas para solucionar las carencias de transporte de los niños de Anantapur.

Con la colaboración de la Fundación Vicente Ferrer, el objetivo del proyecto es alcanzar los 1.700 euros, una cifra que se traduciría en más de 30 bicicletas que sumar a las más de 16.000 que la Fundación ha repartido desde la puesta en marcha de la iniciativa.

Futuro para los niños

Al respecto, la técnico de sensibilización de la Fundación en Castilla y León, Nuria Burgos, valora que el proyecto permite «dotar de un futuro» a niños y niñas que tendrían muy difícil su continuidad en el mundo académico, de no ser por la ayuda sobre dos ruedas proporcionada por campañas de colaboración como la puesta en marcha por el centro educativo berciano.

En ese sentido, Burgos, que se desplazó a Cacabelos para presentar el proyecto a los alumnos del centro, destaca que la iniciativa adquiere más valor al pensar que los beneficiarios y los colaboradores son «niños de las mismas edades pero que no disfrutan de las mismas oportunidades». Con este tipo de proyectos se busca dar a entender que sus vidas transcurren de manera paralela.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1