MENÚ
viernes 19 enero 2018
16:39
Actualizado
Consulta el Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Cerrojazo: Calles cortadas a aparcamientos vacíos

Los dueños de los parkings de Centro denuncian que la Policía Municipal niega el paso a los conductores que piden pasar a los aparcamientos cercanos a las calles con tráfico restringido por Navidad. Alegan que no quedan plazas libres, pero desde el viernes dicen que no cuelgan el cartel de «completo»

  •  El sábado por la mañana, la Policía Municipal impidió el paso al parking de Mayor a Roberto García, un madrileño que denunció a LA RAZÓN que le aseguraron que no había plazas libres. Minutos después comprobó que no estaba lleno. La fotografía fue tomada a las 13:58
    El sábado por la mañana, la Policía Municipal impidió el paso al parking de Mayor a Roberto García, un madrileño que denunció a LA RAZÓN que le aseguraron que no había plazas libres. Minutos después comprobó que no estaba lleno. La fotografía fue tomada a las 13:58 / Roberto García
Olaya González.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

05 de diciembre de 2017. 07:39h

Comentada
Olaya González.  Madrid. 5/12/2017

Una de la tarde del domingo. Roberto García se dirige al centro en su coche para pasar una jornada de compras. Cuando llega a la intersección de la calle Mayor con Bailén en su camino al parking público situado a la altura del cruce de la primera con la calle de Bordadores, los agentes le dan el alto. «No se puede pasar», le indica uno. A pesar de que García, relata a LA RAZÓN que explica al agente que va a un aparcamiento subterráneo público, la contestación no cambia: «Está lleno», afirma el guardia. Resignado, el hombre desvía su ruta a otro parking de la zona, evitando pasar por nuevos controles policiales. Pero por curiosidad, cuando ya deja el coche pasa por el aparcamiento de la calle Mayor, esperando ver en letras luminosas el cartel de completo, pero su sorpresa llega cuando el letrero anuncia que aún quedan plazas libres.

Las restricciones al tráfico del Plan de Movilidad de Navidad del Ayuntamiento de Madrid no afectan a los vehículos que quieren estacionar en un parking de la zona. Da igual que sea Gran Vía, Mayor o la calle Atocha: si el conductor va a un aparcamiento, el agente que controla las restricciones desde el viernes, debe dejarle pasar. Pero esa es la teoría. En la práctica, según denuncian a LA RAZÓN los parkings de la zona, los agentes dicen que los garajes públicos están llenos para evitar la picaresca.

«Depende del policía que te toque te pueden dejar pasar o no», advierte un trabajador de uno de estos negocios. Los encargados se quejan de que a pesar de las aglomeraciones de personas que se forman en el centro de la capital, los parkings están vacíos. Ya ocurrió el pasado año, cuando se estrenaron las restricciones en Gran Vía, Mayor y Atocha. «La gente oye que no se puede pasar y no sabe que si dices al policía que vas a un parking sí se puede», afirman. Los empleados de estos establecimientos aseguran que reciben llamadas para preguntar si pueden aparcar sus coches aunque no sean residentes en la zona y ellos se esfuerzan por explicar que sí pueden, aunque también recomiendan a los usuarios rutas alternativas para acceder a los parkings porque afirman que los agentes que controlan el paso siempre dicen que están llenos. En las zonas afectadas hay 27 aparcamientos públicos.

Desde el Ayuntamiento se recomienda acceder a los estacionamientos evitando las zonas restringidas (Gran Vía, Atocha y Mayor) siempre que sea posible, pero en ningún caso se trata de una imposición. Desde la Policía Municipal aseguraron ayer a este periódico que no se ha dado orden de no permitir el paso a los conductores que se dirigen a los parkings, y subrayan que el de Sergio García es un caso aislado. «No creo que sea una cosa que hay que generalizar, sino que son momentos puntuales», indican. Afirman que los agentes apostados en los controles no tienen forma de saber a tiempo real si los aparcamientos cuentan o no con sitios desocupados, por lo que aseguran que no deberían prohibir el paso a nadie que diga que va a un parking público.

Sin embargo, los usuarios sí tienen a su disposición una herramienta en continua actualización para conocer la situación de los aparcamientos de la capital. «Parking Madrid» ofrece información sobre el grado de ocupación, los horarios, los servicios del emplazamiento y los datos del contacto. Por ello, los responsables de los aparcamientos piden a los conductores que se bajen la aplicación y si ven que hay plazas libres se lo enseñen a los agentes para poder pasar. Desde la Asociación de Comerciantes e Industriales de las Calles Preciados, El Carmen, Sol y adyacentes (Apreca) también quisieron ayer recordar el acceso a los aparcamientos públicos del centro está permitido a pesar de las restricciones al tráfico de la campaña de Navidad: «Tanto los habitantes como los visitantes de la ciudad pueden utilizar sus vehículos privados, si así lo desean, para realizar sus compras o disfrutar de la restauración madrileña en los establecimientos situados en la zona centro», subrayaron a Ep.

Los abonados no se libran

La situación ha llegado incluso a afectar, dicen, a los conductores que pagan una tarifa fija por estacionar en los parkings subterráneos. Algunos denuncian que, a pesar de llevar el documento acreditativo preparado, algunos policías no lo consideran prueba suficiente y les han impedido el paso. Para hacer cumplir las restricciones al tráfico rodado, los controles de la Policía Municipal se colocan en Plaza de España, Cibeles, plaza de la Independencia, Cánovas del Castillo, en la glorieta Carlos V, Puerta de Toledo, plaza San Francisco el Grande y en el cruce de la calle Mayor con Bailén.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs