MENÚ
viernes 24 noviembre 2017
01:08
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Papa Francisco: «En todas las apariciones María es la misma madre»

El Papado de Francisco fue consagrado ayer en Fátima

  • Miles de personas se dieron cita ayer y anteayer en el Santuario de Fátima para rezar a la Virgen, con motivo de las apariciones que tuvieron lugar en 1917 a tres niños pastores
    Miles de personas se dieron cita ayer y anteayer en el Santuario de Fátima para rezar a la Virgen, con motivo de las apariciones que tuvieron lugar en 1917 a tres niños pastores / Efe
J. Beltrán. 

Tiempo de lectura 2 min.

14 de mayo de 2013. 01:58h

Comentada
J. Beltrán.  14/5/2013

Madrid- Miles de personas colapsaban ayer el Santuario de Nuestra Señora de Fátima. Como cada 13 de mayo, desde aquel día de 1917 en el que tres niños pastores sintieron como un reflejo de luz que se aproximaba y vieron a la madre de Cristo vestida de blanco en una encina. Ayer, además, con un acto especial. El Pontificado de Francisco fue consagrado a la Virgen de Fátima por el cardenal patriarca de Lisboa, José Policarpo, «como respuesta a la petición presentada por el Papa».

Juan Pablo II, Benedicto XVI... Los Papas han peregrinado a tierras portuguesas, han reflexionado y orado sobre los tres misterios confiados a aquellos menores. Una llamada a la conversión que recoge el libro «Madre de Dios y Madre Nuestra» que analiza de forma pormenorizada lo ocurrido en Fátima, sino que también se acerca a otras dos apariciones marianas: Ámsterdam (1949-1959) y Garabandal (1961-1965).

«Hay gente que no cree en lo evidente, por eso resulta complicado que crean que la Virgen se aparece. Está claro que todo pasa por mirarlo con ojos de fe, en tanto que es una realidad sobrenatural», relata Javier Paredes, que prologa la edición española de este texto de Santiago Lanús, que no sólo se detiene en aportar datos, sino también en buscar su aplicación en nuestros días y aclarar preguntas de los mensajes lanzados por la Virgen como el significado del final de los tiempos. «En todas las apariciones se siente a la Virgen como madre. Aunque a priori se planteen como facetas diferentes, son todas continuidad una de las otras. Los mismos problemas y una misma madre», explica Paredes, que destaca cómo en los tres lugares hay un elemento clave común: María se presenta ante los más sencillos. «Si a mí me hubiera pedido asesoramiento –ironiza-, quizá le hubiera dicho que se apareciera en San Pedro o en la ONU. Pero ella prefiere los lugares recónditos, donde se está más abierto incluso a la trascendencia, donde la humildad se hace presente en cada momentos», señala.

«Madre de Dios y madre nuestra»

Santiago Lanús

San Román

318 páginas.

14 euros.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs