MENÚ
sábado 18 noviembre 2017
20:39
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Un libro con todos los reptiles del mundo

Crean un atlas de estos animales, con un total de 10.000 especies, que revela las preocupaciones urgentes de conservación

  • Uno de los mapas incluidos en el estudio
    Uno de los mapas incluidos en el estudio / Oxford University
larazon.es.  Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de octubre de 2017. 18:22h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 10/10/2017

ETIQUETAS

Un equipo internacional de científicos ha completado el ‘atlas de la vida’, una revisión global y un mapa de cada vertebrado en la Tierra. Dirigidos por investigadores de la Universidad de Oxford, en Reino Unido, y la Universidad de Tel Aviv, en Israel, los 39 científicos han producido un catálogo y un atlas de los reptiles del mundo. Al vincular este atlas con los mapas existentes de aves, mamíferos y anfibios, el equipo ha encontrado muchas áreas nuevas donde la acción de conservación es vital, informa Europa Press.

Con el fin de proteger mejor la vida silvestre, es importante saber dónde viven las especies, por lo que se pueden tomar las acciones correctas y distribuir la escasez de fondos en los lugares correctos. Con esto en mente, un grupo internacional de investigadores ha producido mapas detallados que resaltan el paradero de todas las especies terrestres vivas conocidas de vertebrados en la Tierra.

Mapas que muestran los hábitats de casi todas las aves, los mamíferos y los anfibios se han completado desde 2006, pero se pensaba ampliamente que muchas especies de reptiles eran demasiado poco conocidas para ser mapeadas. Investigadores de la Escuela de Geografía y Medio Ambiente de la Universidad de Oxford trabajaron en estrecha colaboración con colegas de la Universidad de Tel Aviv y otras 30 instituciones para producir el nuevo atlas de reptiles, que cubre más de 10.000 especies de serpientes, lagartos y tortugas.

Los datos completan el mapa mundial de 31.000 especies de los parientes más cercanos de la humanidad, incluyendo alrededor de 5.000 mamíferos, 10.000 aves y 6.000 ranas y salamandras. El mapa revela tendencias inesperadas y regiones de fragilidad de la biodiversidad, como la Península Arábiga y el Levante, el interior del Africa meridional y árida, las estepas asiáticas, los desiertos australianos centrales; el caatinga brasileño y los altos Andes del sur.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) clasifica actualmente las especies que figuran en el mapa con una calificación de entre «en peligro crítico» a «menos preocupante». Una vez que este trabajo esté completo, el recurso interactivo estará libremente disponible para el acceso y uso público.

El autor principal, Uri Roll, ahora de la Universidad Ben Gurión del Néguev, afirma que «los lagartos tienden a distribuirse de manera extraña y a menudo a lugares calurosos y secos, así que muchas de las áreas prioritarias de conservación recientemente identificadas están en tierras secas y desiertos». «Estas no tienden a ser prioridades para las aves o los mamíferos, por lo que no podríamos haberlo adivinado de antemano», añade.

El doctor Richard Grenyer, profesor asociado en Biodiversidad y Biogeografía en la Universidad de Oxford, plantea que, por un lado, encontrar áreas vitales en las regiones áridas es algo bueno porque la tierra es bastante barata. Pero los desiertos y las tierras secas son también el hogar de muchas otras actividades modernas, como grandes proyectos de irrigación, enormes nuevos desarrollos de energía solar y, a veces, degradación generalizada de la tierra, guerra y conflicto. «Esto los convierte en un entorno muy desafiante para que trabajen los conservacionistas», asegura.

Los mapas también han permitido a los conservacionistas preguntarse si los esfuerzos ambientales hasta la fecha se han invertido de la manera correcta y cómo se podrían utilizar con mayor eficacia. «Gracias a herramientas como nuestro atlas, los científicos pueden, por primera vez, mirar la Tierra terrestre en su totalidad, y tomar decisiones informadas sobre cómo usar fondos de conservación», señala el doctor Grenyer.

El investigador añade que «esto no quiere decir que el trabajo realizado hasta la fecha haya sido impreciso». «Basados en nuestros conocimientos en el momento, los conservacionistas a menudo han tomado algunas buenas decisiones --explica-- Pero ahora la conservación tiene los datos y las herramientas necesarias para llevar la planificación al mismo nivel que las empresas y los gobiernos que podrían pensar en la tierra para otros usos».

El profesor Shai Meiri, de la Universidad de Tel Aviv, que primero planeó el proyecto hace más de diez años, recalca que el mapeo de las distribuciones de todos los reptiles fue considerado «demasiado difícil de abordar». «Pero gracias a un equipo de expertos en lagartijas y serpientes de algunas de las regiones más pobres del mundo, conseguimos lograr esto y esperamos contribuir a la conservación de estos vertebrados a menudo evasivos que sufren de persecución y prejuicios», concluye. EP

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs