miércoles, 26 julio 2017
13:40
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

Sociedad / La Razón solidaria

«Ningún animal debería ser equiparable a un objeto»

  • José Manuel Villegas, secretario general de Ciudadanos, es partidario de crear un registro de maltratadores de mascotas

José Manuel Villegas disfruta de un paseo mañanero junto a la famosa Tacky
José Manuel Villegas disfruta de un paseo mañanero junto a la famosa Tacky
Pedro Ruiz Jiménez

El caso de José Manuel Villegas fue tomado como referencia en el discurso pronunciado por el diputado Guillermo Díaz en la proposición no de ley que Ciudadanos presentó en el Congreso de los Diputados en febrero pasado. Pidió una reforma del Código Civil que dejase de reconocer a las mascotas como «cosas». Aunque más bien fue Tacky, la perrita de nueve meses del secretario general de la formación naranja, la que se convirtió en el centro de la alocución. De hecho, ya es famosa en el grupo parlamentario por los arañazos que ocasiona a su dueño durante sus juegos. Este beagle, que lleva desde enero en la familia, irradia vitalidad y alegría en la casa. Llegó tras un largo debate que vino aparejado de un traslado a Madrid de la esposa e hijos del político y de la misma Tacky.

Si ya es difícil conciliar la vida política y familiar, añadir un integrante más a la familia trajo también nuevos hábitos, cambios de horario y sobre todo, la creación de un nuevo vínculo afectivo. Algo en lo que el partido ha puesto mucho énfasis a efectos de combatir el trato que la legislación española hace de estos seres, hasta ahora rebajados al nivel de cualquier objeto o inmueble de valor económico. «La relación que tenemos con las mascotas no puede ser equiparable a la que tenemos con cualquier objeto», explica Villegas. Consciente de la responsabilidad que supone custodiar un animal es partidario de que se cree un registro de infractores que permita denegar la tenencia de animales a todos aquellos que no traten a cualquier animal como el ser «dotado de sensibilidad que es». «Intento no cerrar compromisos a la hora de cenar porque es el único momento del día que tengo para poder pasear y disfrutar de Tacky», cuenta a LA RAZÓN.

Ésta es sólo una de las cosas que recoge la propuesta no Ley presentada ante el Congreso y que ampararía la Ley Marco de Protección Animal que Ciudadanos pretende defender para oficializar esta reforma del Código Civil. «Creemos que esta regulación específica respetaría mucho mejor los derechos de las mascotas y la forma en las que se las tiene que tratar en determinadas situaciones».

El «sacrificio cero» también figura en las «listas» de esta reforma tan requerida en nuestra sociedad donde los perros, gatos y cualquier animal son compañeros de vida y no objeto de embargo.

El epicentro de este asunto está en « dotar a las protectoras con medios y en la cultura de sensibilizar a la gente sobre el abandono. Lo que no se puede hacer es decir “sacrificio cero” y luego dejar toda la carga a las asociaciones que trabajan sin ánimo de lucro y carecen de medios suficientes». Aunque animado asegura que la cultura de respeto hacia los animales ha progresado de forma considerable en España en las últimas décadas, poniéndose así a la altura de muchos países de Europa que, por el momento, nos llevan ventaja en esta materia legislativa.

Para Villegas, la concienciación es uno de los pilares básicos para impulsar un cambio en este aspecto. Y ésta comienza en uno mismo. «Ahora madrugo un poco más para poder sacar a Tacky antes de irme a trabajar. Intentamos que salga entre tres o cuatro veces al día». Esta perrita no solo es la protagonista de las charlas informales en los pasillos de la sede de Alcalá (Madrid), otros miembros del partido comparten su adulación por los animales de compañía. «Nos contamos anécdotas, hacemos consultas entre nosotros... hay un mundillo entre los que tenemos perro. De hecho, en Semana Santa, hicimos una quedada tres o cuatro matrimonios que tenemos perros y fuimos a comer y pasar el día con ellos».

José Manuel Villegas ya tiene planeado el verano que pasará junto a su familia. Aunque la apretada agenda del secretario general no le permite evadirse de sus labores políticas mucho cogerán el coche e irán a algún lugar al que puedan viajar con el pequeño beagle. En cualquier caso insiste en que el abandono no debería ser una alternativa para nadie.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs