Canadá inaugura un hospital con robots en los pasillos

  • Uno de los robots destinado a trasladar cosas en el Humber River Hospital
    Uno de los robots destinado a trasladar cosas en el Humber River Hospital
Toronto.

Tiempo de lectura 2 min.

19 de octubre de 2015. 06:47h

Comentada
Toronto. 19/10/2015

El primer hospital totalmente digital de Norteamérica, Humber River Hospital, abrió este domingo sus puertas en la ciudad canadiense de Toronto con servicios automáticos como robots que transportan suministros por los pasillos.

El hospital comenzó a funcionar este domingo con el traslado de unos 350 pacientes internados de las antiguas instalaciones del Humber River Hospital a las nuevas en la zona noroeste de Toronto.

Las instalaciones, con capacidad para 656 camas, han supuesto una inversión de 2.130 millones de dólares canadienses (unos 1.500 millones de euros).

El hospital se ganado el título del primer hospital totalmente digital de Norteamérica gracias al uso intensivo de las más avanzadas tecnologías.

El área de radiología cuenta con tres robots que son capaces de moverse alrededor del paciente en vez de que sean estos los que se coloquen en diferentes posiciones para obtener imágenes de rayos X.

Otra de las novedades son robots automatizados que circulan por los pasillos del hospital transportando suministros al personal y capaces incluso de utilizar los ascensores.

El Humber River Hospital también cuenta con un robot de quimioterapia que mezcla los medicamentos prescritos por los doctores y empaqueta el producto final, tras comprobar la dosificación adecuada para cada paciente, para su entrega.

Los paquetes preparados por el robot están etiquetado con códigos de barras que son leídos por personal sanitario con escáneres antes de que el cóctel de medicamentos sea utilizado en el paciente para evitar errores médicos.

En las habitaciones de los pacientes cada cama está equipada con un ordenador y un teclado que les permite acceder a su historial médico, contactar con sus familiares, leer libros, ver la televisión y acceder a videojuegos.

El hospital también ha sido construido para reducir su impacto medioambiental con detalles como la instalación de un techo «verde», en el que crecen plantas tanto para reducir las necesidades energéticas del edificio como para proporcionar una vista más agradable para los pacientes.

Últimas noticias