DIA no encuentra fondo y dispara sus pérdidas hasta los 790 millones de euros

Su facturación retrocede un 9,3%, hasta los 6.879 millones

Imagen de uno de los supermercados del Grupo Dia
Imagen de uno de los supermercados del Grupo Dia

El durísimo 2019 que padeció DIA a nivel accionarial y financiero le ha pasado una carísima factura. El grupo de distribución perdió más de 790,5 millones de euros, más del doble que en 2018, según ha informado a la Comisión Nacional de Mercados y Valores (CNMV). Su beneficio bruto (Ebitda) alcanzó los 34,1 millones, a años luz de los 376 millones de 2018.

La estabilización, recapitalización y el proceso de transformación de la compañía implicaron «un extraordinario esfuerzo» en un periodo breve de tiempo, lo que impactó en sus cuentas, según ha explicado DIA. Todas las magnitudes del grupo, que reconoce que se enfrentó a un contexto empresarial, financiero y corporativo «altamente complicado y volátil», fueron malas. Sus ventas cayeron un 9,3%, hasta los 6.870 millones de euros. Su facturación en superficie comparable también retrocedió un 7,6%, penalizada por un 0,7% menos de número de tickets y una reducción media del 7% de la cesta media de la compra. El grupo ha destacado que del fuerte deterioro de las ventas tuvieron mucha culpa los «niveles extraordinarios de falta de inventario y la complejidad del entorno de negocio descrito anteriormente» y «el proceso de cierre de tiendas con bajos resultados, que ha afectado a un total de 861 tiendas en 2019 (principalmente en España y Brasil)».

Según la compañía, este proceso «se ha traducido en menores ventas, baja contable de activos relacionados, aumento del gasto operativo relacionado con la transmisión de los contratos de arrendamiento, y reconocimiento de provisiones por cuentas de dudoso cobro relacionadas con los franquiciados». Sin embargo, destacó que «estos cierres tendrán un impacto positivo, que se deriva de la actual contribución negativa en el margen».