ABANCA despliega medidas sociales, financieras y tecnológicas frente a la crisis sanitaria

La entidad gallega aplica uno de los planes de acción más amplios del sector bancario para afrontar las consecuencias de la emergencia sanitaria ocasionada por la Covid-19

El banco compró 514 equipos, de los cuales 150 son UCIs para los hospitales gallegos.
El banco compró 514 equipos, de los cuales 150 son UCIs para los hospitales gallegos. FOTO: ABANCA

La crisis del coronavirus no discrimina entre modelos de negocio y puede azotar, económicamente, a todos ellos: particulares, empresas, autónomos, pymes… En ABANCA, conscientes de ello, han aplicado uno de los planes de acción más amplios del sector bancario para ayudar a afrontar las consecuencias de esta emergencia sanitaria. Las iniciativas de la entidad de origen gallego se han centrado en la protección y las necesidades financieras y de operatividad de todos los españoles, y cuentan con servicios específicos para tres colectivos diferenciados: los empleados que componen el equipo del banco; los clientes, tanto empresas como particulares, y el conjunto de la sociedad.

Los hechos lo respaldan: El banco compró 514 equipos, de los cuales 150 son UCIs para los hospitales gallegos y cuatro son lectores clínicos que analizan 25.000 tests diarios; y donó, junto con Afundación, 72.000 mascarillas y pantallas faciales a todas las residencias de mayores de Galicia. En lo económico, anticipó el pago de pensiones y prestaciones por desempleo, y movilizó 8.300 millones de euros para mitigar el impacto de la Covid-19 en empresas y familias. Condonó, asimismo, el pago del alquiler a los beneficiarios del Fondo Social de Vivienda, durante tres meses. Tampoco se olvidan del deporte: la entidad mantuvo sus patrocinios en equipos de base o profesionales, a pesar de la suspensión de todas las competiciones.

Máxima protección para los profesionales de la entidad

Las acciones dirigidas a los empleados tienen por objetivo ofrecerles un entorno de trabajo seguro. Se les ha proporcionado, así, la infraestructura necesaria para el teletrabajo, así como el apoyo personal y financiero necesario. El banco ha realizado un importante esfuerzo material para activar las medidas de protección necesarias en sus espacios de trabajo y de atención al público. 4.000 empleados y 800 de diferentes proveedores, desarrollan diariamente su labor en la modalidad de teletrabajo.

Algunas de las medidas que se tomaron fueron: el establecimiento de un Comité de Seguimiento, que monitoriza a diario la situación de los trabajadores; la creación un Protocolo de Actuación frente al coronavirus actualizado y publicado en la intranet corporativa; el refuerzo de sus capacidades tecnológicas con la dotación de nuevos equipos o la distribución de mamparas, mascarillas, guantes y geles para los empleados de oficina.

ABANCA ha puesto a disposición de sus empleados, además, una batería de medidas financieras de apoyo para contrarrestar el efecto que la enfermedad pueda ocasionar en su economía familiar si sus familiares directos tienen problemas relacionados con la Covid-19. En este sentido, se habilitó en la intranet el espacio ‘ABANCA Contigo’, que ofrece a la plantilla recursos de apoyo personal para gestionar la situación de emergencia sanitaria que vivimos.

El banco implementó, en las últimas semanas, distintas soluciones tecnológicas que han permitido multiplicar su catálogo servicios contratables a distancia
El banco implementó, en las últimas semanas, distintas soluciones tecnológicas que han permitido multiplicar su catálogo servicios contratables a distancia FOTO: ABANCA

Adelanto de pensiones y prestaciones por desempleo

La entidad bancaria mantiene el 80% de su red abierta y un 10% con aperturas limitadas por horas o días, para evitar que se acumule un gran número de personas en las sucursales. Las actuaciones dirigidas a los clientes están enfocadas en garantizar su protección al visitar las oficinas, a satisfacer sus necesidades financieras y a ofrecerles distintos canales a distancia para la realización de sus operaciones. ABANCA ha reforzado sus canales de banca a distancia para la realización de la mayoría de sus operaciones de manera no presencial y ha incrementado sus recursos de atención al cliente.

El banco implementó, en las últimas semanas, distintas soluciones tecnológicas que han permitido multiplicar su catálogo de productos y servicios contratables a distancia. Estas nuevas funcionalidades facilitan firmar contratos desde casa, gestionar préstamos a distancia, cuentas de crédito, líneas de descuento o avales, entre otros productos de financiación, además de tarjetas de débito y crédito, la Tarifa Plana de ‘ABANCA Seguros’, diferentes modalidades de seguros y planes de pensiones.

Entre las medidas dirigidas a particulares destacan el lanzamiento de productos de financiación para personas en situación de ERTE/ERE, la moratoria financiera para operaciones hipotecarias y personales, la validación automática de condiciones de productos y servicios para clientes que las venían cumpliendo, la condonación de tres mensualidades de alquiler a familias residentes en inmuebles del Fondo Social de Vivienda o el anticipo de pensiones y prestaciones por desempleo.

8.300 millones de euros para mitigar el impacto en empresas y familias

Una de las medidas por las que la labor de ABANCA ha destacado sobre la de otras entidades en materia de protección económica, es su ‘Plan Anticipar’. La entidad ha puesto a disposición del tejido empresarial y productivo 7.900 millones de euros en líneas especiales de liquidez para atender necesidades de financiación por el impacto de la pandemia y ayudar a preservar el empleo. El banco anticipó 373 millones para que sus 400.000 clientes pensionistas pudieran cobrar la pensión a partir del día 24 de marzo.

Desarrolla, además, una elevada actividad en la formalización de operaciones de financiación en colaboración con el ICO y otros organismos y entidades (IGAPE, SGRs, etc.) y está activando prórrogas, renovaciones automáticas y ampliación de límites en operaciones de financiación vigentes.

ABANCA también se sumó a las iniciativas que el sector bancario español tomó, en conjunto, para favorecer el uso de las tarjetas durante este periodo. Aumentó, así, el límite de pago «contactless» de 20 a 50 euros y suspendió el cobro de comisiones a sus clientes por retirar dinero de los cajeros de otras entidades durante el período de confinamiento. La entidad recomienda, de este modo, el pago con tarjeta como medida de prevención durante la alerta sanitaria.

ABANCA donó cuatro lectores clínicos capaces de analizar 25.000 tests diarios
ABANCA donó cuatro lectores clínicos capaces de analizar 25.000 tests diarios FOTO: ABANCA

ABANCA, «escudo social»

El tercer bloque del plan integral de respuesta de ABANCA frente a la crisis sanitaria está dedicado a las acciones de tipo social y contribuir al esfuerzo del conjunto de España. El banco donó 514 equipos, de los cuales 150 son UCIs para los hospitales gallegos y cuatro lectores clínicos que analizan 25.000 tests de Covid-19 diarios. Por otro lado, financió 72.000 unidades de material de protección en colaboración con Afundación.

También colaboró con el sector asegurador en la creación de un seguro colectivo de 37 millones de euros para proteger a 700.000 sanitarios que luchan, día a día, para parar la pandemia. Impulsó, además, otras muchas acciones en los ámbitos de la concienciación, la educación, la cultura y el deporte.

Toda la actividad cultural y educativa que ABANCA fomentaba a través de su Obra Social se ha volcado en ‘Afundación en casa’, un portal web de acceso libre y gratuito. Este espacio de encuentro virtual aúna voluntariado, cultura, formación y apoyo a los mayores, y crece cada día con emisiones en directo, novedades y actualizaciones permanentes. Su fondo suma ya más de 300 recursos educativos, sociales y culturales.

La web incluye una sección de acompañamiento a personas mayores, fruto de la colaboración entre las áreas de Envejecimiento Activo y Voluntariado. Se trata de la plataforma ‘+ 60, te acompañamos’, un servicio de acompañamiento telefónico a mayores para ofrecer conversación, apoyo y toda aquella información que pueda necesitar ese sector de la población que, en muchos casos, vive la crisis en soledad. El número gratuito habilitado, 900 815 020, está disponible todos los días de 9:00 a 20:00 horas. Hasta el momento se han realizado cerca de 7.000 llamadas.

El portal también cuenta con el proyecto‘ABANCA e IESIDE asesoran’, que proporciona información a pymes, autónomos y a quienes, desde el ámbito de la actividad que desarrollan, tengan dudas sobre las medidas o los recursos a su alcance ante la situación de excepcionalidad provocada por el virus Covid-19.

A través de ‘Afundación en casa’, un portal web de acceso libre y gratuito, la entidad ofrece más de 300 recursos educativos, sociales y culturales
A través de ‘Afundación en casa’, un portal web de acceso libre y gratuito, la entidad ofrece más de 300 recursos educativos, sociales y culturales FOTO: ABANCA