El rey de Tailandia se encierra con 20 concubinas en un hotel de lujo de los Alpes

Rama X despierta la ira de sus súbditos al alquilar en exclusiva el recinto. Ha desalojado a 120 miembros de su séquito que presentaban síntomas del Covid-19

Rama X, conocido como Maha Vajiralongkorn antes de su coronación como rey de Tailandia, lo ha vuelto a hacer: su larga lista de excentricidades sube un nuevo peldaño al confinarse en un complejo hotelero de lujo de los Alpes alemanes con una amplia comitiva que incluye 20 concubinas.

Medios como el diario alemán “Bild” o el británico “The Independent” informan de que el monarca, que dejó su país en febrero, trata de pasar el confinamiento como solo él sabe hacerlo, en medio del lujo y rodeado de un séquito de lacayos en el que se desconoce si están incluidas -aparte de las concubinas-, sus cuatro esposas “oficiales”.

El hotel ocupado en exclusiva por Rama X es el Grand Hotel Sonnenbichl, que habría conseguido burlar el cierre al que ha obligado el Gobierno alemán al alegar que solo alberga un “grupo homogéneo” de clientes que no se relacionan con el exterior.

La prensa local ha informado de que el rey ha sido visto caminando y paseando en bicicleta por los alrededores del complejo seguido siempre de mujeres. En sus instalaciones, por descontado, disfruta de todas las comodidades. Así es como confía en escapar de la pandemia.

Otra cosa es que lo consiga, porque según las mismas fuentes, unos 120 miembros de su comitiva ya han sido desaloajdos del Sonnenbichl por mostrar síntomas del coronavirus.

Con este nuevo escándalo Rama X ha soliviantado a su pueblo, que empieza a hartarse de su comportamiento, lo que a su vez ha provocado una oleada de críticas desconocidas hasta al fecha en su país, muchas en redes sociales. La ley en Tailandia castiga con penas de hasta 15 años de cárcel los ataques o desconsideraciones hacia la familia real, pero esto puede ser la gota que colme el vaso.

Nuevos casos

Los tailandeses están viendo cómo disfruta su rey mientras la pandemia empieza a hacer estragos en el país. Las autoridades de Bangkok informaban este lunes de 136 nuevos casos de coronavirus y dos nuevas muertes, elevando el número total de infecciones a 1.524 y el de muertes a nueve

A ello se añade el golpe sufrido por el turismo, una industria fundamental para la economía tailandesa. Hasta la popular isla de Phuket, en el sur, ha comenzado este lunes un cierre parcial, con clausura de playas y bloqueo de todos los puntos de entrada y salida, excepto los viajes aéreos.

Los nuevos casos dados a conocer hoy se distribuyeron en 18 de las 77 provincias de Tailandia. La capital Bangkok ahora representa casi la mitad de ellos. “Los casos en Bangkok siguen siendo altos, pero los números en las provincias fluctúan”, dijo Taweesin Wisanuyothin, portavoz del Centro de Administración de Situaciones Covid-19 del Gobierno.

El Ejecutivo activó el estado de emergencia la semana pasada, prohibiendo a la mayoría de los extranjeros entrar en su territorio y cerrando instalaciones públicas y negocios en las principales ciudades hasta el 30 de abril.

Entre los nuevos casos, 71 estaban vinculados a grupos conocidos de un ring de boxeo y lugares de entretenimiento, o entraron en contacto con pacientes anteriores, mientras que 21 eran retornados de áreas de riesgo.