Un caza estadounidense se acerca a un avión comercial iraní y acaba en varios heridos

Teherán acusa a Estados Unidos de comportarse como "forajidos" y tilda el incidente de "acto de terrorismo"

El Gobierno iraní estudia la posibilidad de emprender acciones legales contra Estados Unidos tras la interceptación, por parte de un avión de combate estadounidense, de un avión de pasajeros iraní que se vio obligado por ello a aterrizar de emergencia en Siria. “Cualquier intento de perturbar el trayecto de un avión de pasajeros en espacio aéreo neutral es una clara violación de la seguridad de la aviación civil”, ha denunciado la vicepresidenta de Asuntos Legales de Irán, Laya Joneydi, en declaraciones a la agencia semioficial de noticias ISNA.

El ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, ha condenado el incidente en su cuenta de Twitter a través de un mensaje en el que ha acusado a los estadounidenses de comportarse como “unos forajidos”. El portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Abbas Musavi, ha confirmado que el incidente está ya “bajo investigación”. “Se tomarán las debidas medidas políticas y legales una vez que se complete la información disponible”, ha agregado, según ha informado Press TV.

Asimismo, ha especificado que se ha mandado un mensaje de advertencia a la Embajada de Suiza en Teherán, que es la que alberga los intereses de Estados Unidos en el país. “Irán no deja sin respuesta ninguna acción hostil contra la nación iraní y dará una respuesta firme y apropiada a cualquier medida estúpida cuando llegue el momento”, ha resaltado Musavi, tal y como ha recogido la agencia iraní de noticias Mehr.

En este sentido, el ministro de Transportes de Irán, Mohamad Eslami, ha tildado lo sucedido de “acto de terrorismo” y ha resaltado que la Organización de Aviación Civil de Irán adoptaría medidas legales al respecto, al tiempo que ha pedido a la comunidad internacional que condene lo sucedido. “Nuestro avión de pasajeros se desplazaba en una ruta y corredor internacional para vuelos comerciales y los movimientos de los cazas estadounidenses fueron ilegales e inhumanos”, ha argumentado Eslami.

Violación del Derecho Internacional

Posteriormente, la Organización de Aviación Civil de Irán ha reclamado a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) que aborde lo sucedido, dado que “hubo una clara violación del Derecho Internacional y de los estándares y regulaciones de aviación”.

El incidente tuvo lugar después de que dos cazas estadounidenses se aproximaran a un avión de pasajeros de la aerolínea iraní Mahan Air cuando sobrevolaba la región siria de Al Tanf, lo que provocó que varios pasajeros resultaran heridos. Según las informaciones recogidas por la cadena de televisión iraní IRIB, el avión cubría la ruta entre Teherán y Beirut cuando se produjo la aproximación, que forzó al piloto a realizar un cambio brusco de altitud que se habría saldado con un número indeterminado de heridos.

Vídeos grabados por pasajeros y publicados por la cadena muestran al menos a una persona con sangre en la cabeza y a otra siendo atendida cuando se encuentra aparentemente inconsciente en el suelo del aparato, que posteriormente logró aterrizar en el aeropuerto de la capital de Líbano. La cadena de televisión libanesa MTV señaló tras el aterrizaje del aparato en Beirut que en el mismo viajaban 155 pasajeros y confirmó que varios habían sido trasladados a un hospital de la ciudad, sin dar más detalles.

En un primer momento, los medios iraníes habían informado de que era un avión israelí el que había interceptado a la aeronave, pero el Mando Central de Estados Unidos ha confirmado que un F-15 estadounidense, que se encontraba realizando una “misión rutinaria” en el área de Al Tanf ha llevado a cabo una “inspección” del avión de Mahan Air, aunque ha insistido en que se ha producido a una distancia prudencial.

En concreto, eran dos aeronaves estadounidenses las que sobrevolaban la zona, pero ha sido una de las dos la que se ha acercado, según informa Voice of America. “La inspección ha tenido lugar para asegurar la seguridad del personal de la coalición (internacional liderada por Estados Unidos). Una vez que el piloto del F-15 ha identificado que el avión era un avión de pasajeros de Mahan Air, el F-15 se separó con seguridad”, ha indicado al citado medio el portavoz del Mando Central estadounidense, el capitán Bill Urban.

Fuentes de aviación civil sirias citadas por la agencia estatal de noticias siria, SANA, habían informado previamente de que había sido un avión de la coalición internacional antiterrorista liderada por Estados Unidos el que se ha aproximado a la aeronave en Al Tanf, donde la coalición mantiene una base. EUROPA PRESS