Tras el confinamiento, se compra un coche de 2,8 millones de euros

La marca de deportivos exclusivos Koenigsegg vende sus primeros coches en España

Gemera
GemeraGemeraGemera

Algunos han salido del confinamiento de estos meses con renovados ímpetus y con ganas de gastar todos los ahorros de manera espectacular. Como el comprador anónimo que ha pagado más de 2,8 millones de euros por el primer Koenigsegg que se ha vendido en nuestro país. Un deportivo de altísimas prestaciones denominado Jeska, de los más exclusivos del mundo y cuyo precio de venta asciende a 2.350.000 euros, más los correspondientes impuestos entre los que se encuentra, naturalmente, el 21% de IVA. Con ello la factura final supera los 2,8 millones. Todo un capricho.

Pero no ha sido el único. El importador para España, Francia y Portugal, que acaba de ser nombrado, declara haber vendido igualmente tras la pandemia una unidad del modelo Gemera, cuyo precio final, impuestos aparte, asciende a 1.380.000 euros. Como en el caso anterior, el nombre del feliz propietario se mantiene en el anonimato. El Gemera es un híbrido enchufable, de más de 1700 caballos, con cuatro motores y cuatro plazas, capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 1,9 segundos. El rendimiento del vehículo lo convierte en uno de los líderes de su segmento.

"Los coches de máximo rendimiento han pertenecido al mundo de los biplazas con un espacio de equipaje muy limitado, según Christian von Koenigsegg, pero el Gemera es una categoría de coche completamente nueva en la que el megacoche extremo se une a un interior espacioso y a la máxima conciencia medioambiental". Koenigsegg desarrolla y produce la mayoría de los principales sistemas y componentes necesarios para sus coches en la propia empresa, sin externalizar ninguna parte en su cadena de producción.

Koenigsegg fue fundada en 1994 en Suecia por Christian von Koenigsegg, con la intención de producir el superdeportivo de más alta gama a nivel mundial. Spirits of Speed, con sede en Barcelona, es el importador de la marca para España, Francia y Portugal, tanto para el servicio de venta como de post venta. La marca sueca tiene varios modelos en producción casi artesanal. Uno de ellos, el Koenigsegg CCXR, fue elegido por Forbes como uno de los vehículos más bellos de la historia y el Koenigsegg Agera ganó el premio BBC Top Gear Hypercar del año.