MOSTRAR STICKY MOSTRAR NORMAL

Este será un lugar de crítica y análisis de los hechos políticos y sociales que nos afectan y pretendo escribir y hablar de manera libre y autónoma, sin temor ni temblor, con claridad y contundencia pero con el máximo respeto a quienes puedan pensar diferente. Quiero que sea un lugar para la libertad y la decencia, la honestidad y el compromiso público, incluida la necesaria autocrítica que nos hace mejores.

Sin temor ni temblor
Nuestro apoyo a la Guardia Civil y a la democracia
| 18/10/2016 06:19
Nuestro apoyo a la Guardia Civil y a la democracia

Este fin de semana han sido apaleados en Alsasua dos guardias civiles y sus respectivas parejas. UPYD quiere volver a mostrar su apoyo a la Guardia Civil y su rechazo a los violentos que los y nos agredieron. Fueron (y fuimos con ellos) agredidos del modo habitual en que suelen actuar los totalitarios que conocemos: como cobardes. La jauría actuó nublada por el odio a cualquier institución o persona que ose defender democráticamente a España como comunidad política de ciudadanos libres e iguales. Una turba de medio centenar de indeseables increparon, rodearon y finalmente agredieron a cuatro ciudadanos que no pretendían otra cosa que disfrutar de su tiempo de ocio en el lugar donde prestan servicio democrático al conjunto de la sociedad navarra y española. Es poco probable que los que han sido educados y adoctrinados en el separatismo, la violencia y el odio a España lleguen a aceptar los principios democráticos que defendemos. Creo, eso sí, que ellos comprenden algunas cosas: saben del monumental trabajo de la Guardia Civil contra el terrorismo de ETA y la estructura de la banda y comprenden y saben que la Guardia Civil no va a irse ni del País Vasco ni de Navarra: no sólo porque sigue desempeñando una labor indispensable por la democracia, el Estado de Derecho y la convivencia sino porque, además, tanto Euskadi como Navarra forman parte de España. Comprenden todo esto y por eso les y nos atacan.

Conociendo esto e inoculados de odio, los fascistas actuaron de ese modo en Alsasua. Condenamos las agresiones pero también los silencios cómplices y los colaboradores necesarios que siembran la semilla del odio, la división y el enfrentamiento frente a quienes pensamos que es mejor unir que separar y derribar fronteras que levantarlas. Es poco probable que quienes justifican las agresiones lean nada de lo que nosotros escribamos, pero es mucho más importante lo que nosotros nos comprometamos a decir y a hacer que sus amenazas. Y vamos a defender el Estado de Derecho y la legalidad vigente, vamos a proteger la democracia y la convivencia, vamos a apoyar a la Guardia Civil en sus tareas encomendadas, vamos a defender a las víctimas del terrorismo, vamos a impedir que haya un solo gramo de impunidad y vamos a contar tal como sucedió la historia criminal protagonizada por ETA, sin medias verdades, mentiras o manipulaciones, ahora que hay demasiados que pretenden pasar página, confundir a la sociedad o disimular su propia equidistancia histórica. En fin, no miremos para otro lado. ETA está policialmente derrotada, pero diluida que no disuelta y el odio sigue dentro de una parte (reducida) de la sociedad vasca y navarra. Para definitivamente vencerles, hagamos pedagogía democrática. Escribamos, hablemos y hagamos. No callemos nunca.

Sobre el autor
Gorka Maneiro Soy diputado vasco desde 2009 y actual Portavoz Nacional de UPYD. Ciudadano desde siempre comprometido con los asuntos que afectan a España y a los españoles, convencido de que la política debe servir para construir una sociedad mejor para todos. Defiendo más bienestar y más igualdad para todos, lucho contra todas las desigualdades e injusticias, abogo por una regeneración profunda de España y reivindico una política decente que anteponga los intereses de los ciudadanos a los de los partidos políticos. Ofrezco hechos, no simples palabras, soy dialogante y europeísta, defiendo las reformas modernizadoras que el país necesita y me siento cercano a los ciudadanos que peor lo están pasando, consecuencia de la crisis económica y política que seguimos padeciendo. Soy inconformista y creo en las causas justas, crítico pero constructivo, flexible en lo accesorio pero firme en lo esencial.
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1