Salud y bienestar

Espacio divulgativo de salud en el que te ofrecemos información sobre prevención y hábitos saludables. Conoce a través de diferentes especialistas la sintomatología de diferentes patologías, las novedades en diagnóstico y los tratamientos más innovadores.

  • Image

Claves para entender y superar la depresión otoñal

true

Sobre el autor

Laura Muñoz

Experta en la divulgación de salud y apasionada de la comunicación online. Puedes encontrarme en @quironsalud

ETIQUETAS

“Una balada en otoño, un canto triste de melancolía que nace al morir el día. Una balada en otoño, a veces como un murmullo y a veces como un lamento y a veces... viento.” Antonio Machado.

Con la llegada del otoño y sus días lluviosos, más fríos y con menos horas de sol, muchos podemos experimentar una bajada de ánimo general y que se conoce como depresión otoñal o trastorno afectivo estacional (TAE). Afecta más a las mujeres que a los hombres, sobre todo a aquellas que se encuentran entre los 40 o 55 años y también a los niños, aunque en muy pocos casos (entre el 2% y el 5% de los niños mayores de 9 años pueden verse afectados)

¿Qué es lo que me pasa?

Se caracteriza por una serie de trastornos psicosomáticos que se producen a medida que avanza el otoño y el invierno y que tienden a remitir conforme se acerca el buen tiempo. Estos trastornos, que afectan alrededor de a un 4% de la población, van desde la tristeza o apatía general, hasta trastornos alimentarios, pasando por la falta de interés, incapacidad para concentrase, el malhumor, disminución del deseo sexual, imposibilidad de conciliar el sueño o, incluso, la necesidad de dormir demasiado.

Aunque no es posible precisar con exactitud porqué se produce, se asocia principalmente a los cambios hormonales que sufre nuestro cuerpo con la llegada de la estación otoñal. Por ejemplo, la disminución de la luz hace que suban nuestros niveles de melatonina, que nos provoca somnolencia y disminuye la temperatura del cuerpo, lo que implica mayor necesidad calórica y la necesidad de comer a todas horas que comentábamos anteriormente. Además, el aumento de esta hormona implica que disminuya la serotonina, fundamental para regular los estados de ánimo y los ciclos de sueño y vigilia. Por último, los niveles de dopamina también disminuyen con la falta de luz solar y se perfila como la principal causa de la falta de interés, de concentración y de atención.

¿Qué puedo hacer?

Si bien suele remitir con la llegada del buen tiempo, un buen estado de salud implica también la calma, el bienestar personal y la felicidad.

Antes de nada, debemos adoptar hábitos de vida saludables que nos ayudarán a sentirnos mejor como incorporar a nuestra rutina diaria un poco de ejercicio físico, que activará la producción de serotonina y mejorará nuestro estado de ánimo, así como buenos hábitos alimenticios y fomentar las relaciones personales con los amigos y la familia que nos ayudará también entre otros a sobrellevar esta etapa.

Pero, si esto no funciona, ¿porqué sufrir innecesariamente si sabemos que existen tratamientos adecuados? En el momento en que tengamos estos síntomas o veamos que los padece alguien allegado, es importante acudir a un buen especialista que nos prescriba el mejor tratamiento que puede ir desde el uso de antidepresivos para aumentar los niveles de serotonina, la fototerapia y la psicoterapia, entre otros. Es importante destacar que no es recomendable el consumo de melatonina o serotonina como un complemento de nuestra alimentación debido a que podría afectar al delicado equilibrio endocrino de nuestro organismo. Dado que son hormonas y no un suplemento alimenticio, es muy aconsejable su administración siempre bajo la supervisión de un profesional.

En definitiva, este es un problema que afecta a mucha gente y que, lo más importante, tiene remedio. No dejemos que nada nos impida ser felices este otoño, al fin y al cabo, un corazón alegre vive mejor y más tiempo.

Este artículo ha sido elaborado con la colaboración de la psicóloga Marina Carmen Sangonzalo Candel, psicóloga del Hospital Quirónsalud Valencia y la psicóloga Pilar Iglesias Souto, de Hospital Quirónsalud A Coruña.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs

Últimas noticias