MENÚ
miércoles 22 noviembre 2017
15:09
Actualizado
El Tiempo por
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Grupo Compay Segundo: un son que no se pierde

El hijo del inolvidable artista pasa por España con una orquesta que celebra el buen humor y la memoria de la tradición cubana

  • Salvador Repilado, contrabajista e hijo de Compay
    Salvador Repilado, contrabajista e hijo de Compay
Ulises Fuentes.  Madrid.

Tiempo de lectura 2 min.

19 de mayo de 2017. 00:38h

Comentada
Ulises Fuentes.  Madrid. 19/5/2017

La ausencia de Compay Segundo es irremediable, pero su testimonio queda vivo en las canciones. «Son emblemáticas. No perecen porque tienen raíz y un mensaje de amor y confianza al prójimo, de respeto a la mujer y de defensa de los valores humanos», dice Salvador Repilado (La Habana, 1947), su hijo, uno de los miembros de la orquesta Buena Vista Social Club, y gran contrabajista que formó el Grupo Compay Segundo con el objetivo de difundir el patrimonio musical cubano, y que el próximo 25 de mayo recala en Madrid en el escenario Eslava. «Hay que regresar a esos valores y crear armonía entre los seres humanos, porque el mundo es un lugar bello y se debe favorecer esa corriente de simpatía, que no se incite a la violencia ni a la separación entre los seres humanos, como estamos viendo que desafortunadamente pasa en todas partes del mundo. Yo creo que esa era la voz de Compay, la de los campesinos, los hombres humildes pero buenos de corazón», señala Salvador. Compay decía: «Vale más un acorde de mi guitarra que un cañonazo –recuerda su hijo–. Y tiene razón, tenemos que tocar porque sentimos dolor por lo que sucede en el mundo, incluso en las salas de conciertos. Hechos lamentables». Ese lado campesino y el humor inquebrantable hicieron legendario al que llegó a ser el cantante en activo más veterano del mundo (y seguramente el fumador más longevo) que, como patriarca de los soneros, dio voz a los de más abajo, incluso en una sociedad como la cubana. «El quería que los campesinos dejaran de ser una comunidad marginada, sino que fueran actores del desarrollo de las sociedades. Hoy en día, en todos los países se les ve de forma despectiva y, en cambio, ellos son quienes aman y defienden el entorno, el paisaje y la sostenibilidad del mundo», dice Repilado. En Cuba, además, son quienes han conservado la tradición. «Creo que a Compay se le recordará siempre por la forma en la que desarrolló sus textos, su armonía contagiosa y su raíz cubana. Esa tradición y esos ‘‘tumbaos’’ que el creó generan conexión inmediata con la gente. Lo he comprobado en China, en Japón y en los países del norte», explica el contrabajista.

Hablando del norte, sobre la separación entre Cuba y su vecino, Repilado cree que se ha dado un paso. «Pero hacen falta más. Después de 50 años cerradas, reabrir las embajadas es muy importante. Pero el bloqueo persiste. Si se eliminara, los dos países saldrían beneficiados», asegura.

l dónde: Sala Joy Eslava. Calle Arenal, 11. Madrid.l cuándo: jueves 25, 20:00 horas. l cuánto: 25 euros.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs