MENÚ
martes 17 octubre 2017
03:04
Actualizado
El Tiempo

Me río de los 60

  • Image
Jesús Ferrer. 

Tiempo de lectura 2 min.

14 de septiembre de 2017. 01:01h

Comentada
Me río de los 60
  • Título:

    «Celeste 65»

  • Autor:

    José C. Vales

  • Editorial:

    Destino

  • Nº de páginas:

    416 Páginas

  • Precio:

    19,90 euros

Existen diversos modos de abordar narrativamente la realidad y también la «irrealidad»; en esta segunda opción destaca la obra de José C. Vales (Zamora, 1965), quien fuera premio Nadal en 2015 con Cabaret Biarritz, una historia de aparente tono policíaco y atrabiliario desarrollo argumental. Su nueva novela muestra las peripecias de Linton Blint, un extravagante entomólogo que, huyendo en los años sesenta de una Inglaterra que le incomoda profundamente, recalará en la Niza sofisticada y cosmopolita...

Existen diversos modos de abordar narrativamente la realidad y también la «irrealidad»; en esta segunda opción destaca la obra de José C. Vales (Zamora, 1965), quien fuera premio Nadal en 2015 con Cabaret Biarritz, una historia de aparente tono policíaco y atrabiliario desarrollo argumental. Su nueva novela muestra las peripecias de Linton Blint, un extravagante entomólogo que, huyendo en los años sesenta de una Inglaterra que le incomoda profundamente, recalará en la Niza sofisticada y cosmopolita que esconde, sin embargo, enrevesadas tramas conspirativas, singulares despropósitos y no pocos lunáticos personajes, empezando por el propio protagonista, quien acabará convertido simbólicamente en una polilla en sarcástica revisitación del conocido mito kafkiano; y siguiendo por la Celeste Levv que da título al libro, y cuyo nombre adquirirá aquí un singular sentido cabalístico y desquiciado. Ambos confluyen en el lujoso Hotel Negresco, un metaespacio surreal, quimérico y delirante.

Lo mejor de esta obra radica en su carácter contestatario, en su desinhibida rebeldía; se ríe del psicoanálisis, el marxismo, la contracultura, el existencialismo, el amor libre, las convenciones sociales, el pacifismo, la pedantería intelectual y el postureo esnobista. Todo bajo una original mirada que combina la iconografía pop con la fábula iconoclasta, la irónica retórica divagante con hilarantes episodios absurdos, el relato lisérgico con la atmósfera esperpéntica. Esta encantadora comedia de enredos conlleva un elogio de la frivolidad bien entendida, una apuesta por el valor crítico de lo superficial, por las demoledoras posibilidades subversivas de la banalidad. Con extraordinaria amenidad fluyen ocurrentes situaciones, atípicos personajes y grotescas subtramas que nos remiten a un mundo irreal.

Contenido relacionado

Red de Blogs

Otro blogs