MENÚ
domingo 19 noviembre 2017
05:34
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

  • Ale Galán
    Ale Galán
PadelSpain (@padelspain). 

Tiempo de lectura 4 min.

27 de octubre de 2017. 15:07h

Comentada
PadelSpain (@padelspain).  27/10/2017

ETIQUETAS

Batalla inconmensurable en el Pabellón Príncipe Felipe de Zaragoza, con una jornada de octavos muy interesante y con algún que otro partido digno de examinar, como el que enfrentó a Juan Cruz Belluati y Ale Galán ante Maxi Grabiel y Ramiro Moyano y que se alargó hasta altas horas debido a la paridad.

Ninguno de los cuatro quería marcharse antes de tiempo de tierras mañas y lo demostraron desde el principio, aumentando las revoluciones de un primer set que ya de por sí empezó parejo y en el que ninguna pareja quería verse por debajo. Así, tras una ligera ventaja que sirvió para que Galán y Belluati se lo adjudicasen, el segundo fue por los mismos derroteros, pero esta vez el golpe lo dieron sus contrincantes, que conseguían un break a su favor en el segundo juego y otro en el cuarto, si bien Galán y Belluati supieron reaccionar y acercarse en el marcador, aunque no lo suficiente como para impedir la igualada.

En el tercero, de nuevo paridad absoluta hasta que la pareja hispanoargentina se hizo con un break en el octavo juego y puso tierra de por medio para, más de dos horas y media después, hacerse con el billete a cuartos por 7-5, 5-7 y 6-3.

No menos trabajo tuvieron Paquito Navarro y Sanyo Gutiérrez, a los que Tito Allemandi y Juan Lebrón les plantaron dura oposición y les obligaron a remontar tras hacerse con el primer parcial (3-6, 6-4 y 6-1). Un tempranero break puso a Lebrón y Allemandi por delante y durante todo el primer set, la pareja nº2 fue a remolque, incapaz de conectar sus habituales tiros ganadores. En el segundo, pareció surtir efecto lo dicho en el banquillo por Ramiro Choya y sus pupilos, no sin ciertos problemas, lograron esta vez superar el alto nivel que mantenían sus oponentes. Ya en el tercero, todo fue mucho más liviano para Paquito y Sanyo, mandando esta vez en el partido y siendo capaces de encontrar los huecos y la estabilidad en el juego que no habían tenido anteriormente.

Franco Stupazuck y Cristian Gutiérrez tenía por delante la difícil tarea de hacer frente a dos jugadores que venían lanzados desde la ronda previa y que habían cosechado un buen juego en muy poco tiempo juntos, Javi Garrido y Gonzalo Rubio, y la verdad que no fue tarea fácil. Un resultado de 6-7 y 4-6 para los argentinos confirmaba lo que se esperaba, que Gonzalo y Javi están en un gran momento, que su pádel es muy efectivo y que hace falta estar muy enchufado para poder superarles, algo que consiguieron Cristian y Stupa pero teniendo que trabajar más de lo que quizá hubiesen deseado.

Matías Díaz y Maxi Sánchez también debutaron con algo de complciaciones en tierras mañas, puesto que Borja Yribarren y Guga Vázquez les apretaron de lo lindo en los dos sets, especialmente en el primero (7-6 y 6-3), ya que los hombres de Severino Iezzi tardaron en entrar en calor y eso les costó tener que estar muy pendientes y móviles desde el minuto 1 para no verse sorprendidos negativamente.

Resultado muy similar obtuvieron Godo Díaz y Lucho Capra ante Fede Quiles y Marcello Jardim (7-6 y 6-4). Se enfrentaban dos estilos parecidos, dos pegadores como Lucho y Quiles y dos grandes muñecas como Godo y Marcello, de ahí que la paridad fuese la nota dominante y que el partido recurriese a un final apretado en el que cualquiera de los dos pudo hacerse con los dos set y la victoria.

Los números 1 del ranking continuaron con su demostración de poderío tras la victoria en Granada y dejaron fuera a Pedro Alonso-Martínez y Aris Patiniotis desgastándose lo justo, en un partido rápido y muy plácido para ellos, solucionado con la pegada habitual de Lima y la regularidad sin fallos de Bela desde el revés (2-6 y 1-6).

Álex Ruiz y Seba Nerone igualmente manejaron el partido con tranquilidad y solvencia, pues poco o nada pudieron hacer José Antonio García Diestro y Martín Sánchez Piñeiro ante su juego más pausado y de control, con menos intercambios y alternancias de dominio, en el que Nerone se siente como pez en el agua y en el que Ruiz se ha acostumbrado a flotar con mucha efectividad (6-3 y 6-2).

Por último, los grandes semifinalistas de Granada, Miguel Lamperti y Juani Mieres, dieron otra lección de juego tanto en ataque en la red como desde el fondo, así como de defensa, siendo capaces de no malgastar una sola de sus energías, llevándose el partido por la vía rápida frente a la veteranía de Gaby Reca y la pegada y contundencia de Fernando Poggi (2-6 y 3-6).

@padelspain / PadelSpain

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs