MENÚ
sábado 18 noviembre 2017
14:22
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Europa eleva el crecimiento de España al 2,5% en 2018

Las estimaciones de otoño de la Comisión Europea mejoran las del Gobierno en dos décimas y limitan mucho el impacto de la crisis de Cataluña en el próximo año.

  • El ministro de Economía, Luis de Guindos. AP
    El ministro de Economía, Luis de Guindos. AP
Jesús Martín. 

Tiempo de lectura 5 min.

10 de noviembre de 2017. 01:17h

Comentada
Jesús Martín.  9/11/2017

España volverá a liderar el crecimiento de la economía europea el próximo año a pesar de las dudas que pueda generar la solución al problema catalán. La Comisión Europea presentó ayer sus previsiones de otoño que muestran la confianza que Europa tiene en el futuro de este país. La economía española crecerá este año el 3,1% (tres décimas más que en las anteriores estimaciones y en línea con lo que piensa el Ministerio de Economía ), y un 2,5% el próximo año (una décima por encima del dato de primavera), incluso por encima de la cifra del departamento que dirige Luis de Guindos espera, el 2,3%. El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, aseguró que el escenario central (el más previsible) «no incorpora el potencial impacto económico importante por los acontecimientos en Cataluña» e incidió en que «hasta ahora las reacciones del mercado han sido muy limitadas».

Para 2019, el PIB seguirá su ralentización y crecerá el 2,1%. Eso no quiere decir que el Ejecutivo comunitario no vea factores de riesgo. De hecho habla de que «futuros acontecimientos puedan tener un impacto sobre el crecimiento, aunque su magnitud es imposible de anticiparse en este momento».

La estimación de crecimiento de la eurozona y del conjunto de la Unión Europa para 2018 es del 2,1%. En cuanto a los países, Alemania será el que más se acerque a España, con un crecimiento estimado del 2,1% para el próximo año y del 2% para 2019. Francia se quedará en el 1,7%, mientras Italia y Reino Unido compartirán un pírrico 1,3%. Hasta EE UU crecerá menos que España: un 2,3%, según la Comisión.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, calificó ayer de «buena noticia» la mejora de las previsiones realizada por la Comisión Europea. En su opinión, si se supera el elemento de incertidumbre que supone la crisis política de Cataluña, «continuará el ritmo de crecimiento fuerte; una creación de empleo intensa y una corrección muy importante del déficit público». El ministro se mostró convencido de que a partir del próximo 21 de diciembre con la celebración de elecciones autonómicas, «se va a canalizar una situación de normalidad»

La Comisión Europea basa sus expectativas de crecimiento para los dos próximos años en la ralentización que se va a producir del consumo de los hogares como consecuencia del menor ritmo de creación de empleo y, sobre todo, de la menor aportación de los denominados «vientos de cola», los factores externos como la política de estímulos del Banco Central Europeo (BCE), los tipos de interés negativos en el corto plazo o el precio del petróleo.

Los buenos datos de coyuntura de la eurozona llevaron ayer al alza al euro que después consiguió rebasar la barrera de los 1,16 dólares y a media tarde se cambiaba a 1,1623 dólares frente a los 1,584 a los que cotizaba el miércoles en las últimas horas de la negociación europea. La institución que preside Mario Draghi fijó ayer el tipo de cambio de referencia del euro en 1,1630 dólares. «Tras cinco años de recuperación moderada, el crecimiento europeo ahora se ha acelerado. Vemos buenas noticias en muchos frentes, con más puestos de trabajos creados, aumento importante de la inversión y fortalecimiento de las finanzas públicas», aseguró el comisario europeo de Asuntos Económicos.

mejora exterior

En cuanto a las previsiones sobre España, el Ejecutivo comunitario espera que las importaciones se moderen a lo largo de los dos próximos años mientras que las exportaciones crecerán a mayor ritmo, por lo que el superávit por cuenta corriente (la balanza de las cuentas de España con el exterior) aumentará desde el 1,7% este año hasta el 1,9% en 2018 y 2019. Bruselas también destaca que el fuerte crecimiento de la economía española seguirá reduciendo el déficit público, que disminuirá hasta el 3,1% este año, en línea con el objetivo pactado con la UE, y al 2,4% en 2018, dos décimas superior a la meta acordada. En 2019, el desvío de las cuentas públicas seguirá cayendo hasta el 1,7%.

A falta de un plan presupuestario completo para 2018, Bruselas subraya que la reducción del déficit está dirigida por el incremento de los ingresos y las «restricción continuada del gasto». No obstante, advierte de que los riesgos presupuestarios están relacionados con la incertidumbre sobre el presupuesto de 2018 y con el impacto que podría provocar un rescate de las autopistas de peaje. Con respecto a la deuda pública, la nueva proyección de Bruselas prevé que cierre este ejercicio en el 98,4% del PIB y que se reduzca hasta el 96,9% en 2018 y hasta el 95,5% en 2019. En relación a la inflación, el Ejecutivo comunitario espera que se modere tras el «fuerte rebote» registrado en la primera mitad del año, para acabar 2017 con un incremento medio del 2%. Después, espera que se reduzca hasta el 1,4% en 2018 y se eleve una décima en 2019, hasta el 1,5%, por la estabilización del precio del petróleo.

Sobre el comportamiento del empleo, la Comisión Europea espera que el crecimiento del empleo se ralentice en el periodo de proyección, pero aún así cree que la tasa de desempleo caerá al 17,4% este año, al 15,6% en 2018 y al 14,3% en 2019 en términos de la Encuesta de Población Activa (EPA). No obstante, estima que el crecimiento de los salarios en España seguirá siendo «leve» este año a pesar del repunte de la inflación, como consecuencia de una «deriva negativa», para luego aumentar «gradualmente» los dos años posteriores.

Por último, el Ejecutivo comunitario cree que la productividad en España crecerá «moderadamente», provocando «modestos incrementos» de los costes laborales unitarios, aunque afirma que España continuará ganando competitividad con respecto a sus socios del euro.

Ayer, el Banco Central Europeo destacó que la expansión económica de la zona euro sigue siendo «sólida» y «generalizada», al tiempo que señaló que los datos más recientes apuntan a un ritmo de crecimiento «firme» en la segunda mitad de este año, que atribuye fundamentalmente a las medidas de política monetaria de la institución monetaria.

  • 1
  • 2
  • 3

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs