sábado, 22 julio 2017
15:44
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

Cataluña ignora el aviso de Estados Unidos

  • La Generalitat insiste en que implantará el impuesto a bebidas azucaradas, aunque dice que lo está analizando

  • El 63% de las empresas norteamericanas en España está en Cataluña

¿Harás caso a todo lo que se te dice?». Ésa es la pregunta que cierra el último anuncio televisivo de Coca-Cola Light. La Generalitat ya tiene respuesta: no. No a dar marcha atrás a la implantación de un impuesto sobre bebidas azucaradas, tal y como han pedido los EE UU a Cataluña a través de su embajador en España, Alan Salomont. El embajador dirigió una carta al consejero de Economía de la Generalitat, Andreu Colell, advirtiéndole de la preocupación de grandes empresas norteamericanas como Coca-Cola y Pepsi por la creación de esta tasa, ya que podría ahuyentar sus proyectos inversores.

La Generalitat, sin embargo, no parece haberse dado por enterada o, cuanto menos, no se siente muy intimidada por este aviso y ayer aseguró que su intención es aplicar esta tasa que CiU y ERC incluyeron en su acuerdo de gobernabilidad. «Hay un compromiso para crear esta tasa y quiero recordar que ya existen figuras tributarias muy similares en otros países. La idea es cumplir con este compromiso; ahora bien, está en fase de análisis y si llegamos a la conclusión de que las consecuencias son negativas, pues veremos. Esto que digo es de una lógica cartesiana», afirmó Homs.

La Generalitat, por tanto, sigue con la idea de poner en marcha este impuesto que, según sus cálculos, permitirá a la administración recaudar unos 22 millones de euros y, en consecuencia, minimizar algunos recortes. Sin embargo, la presión de los EE UU y de sus grandes empresas podría provocar que Cataluña siguiera los pasos de Francia, puesto que François Hollande quiso aplicarla y ahora está en revisión.

En todo caso, la Generalitat no puede desdeñar la actividad estadounidense en Cataluña. Según los datos del Ayuntamiento de Barcelona y la escuela de negocios Esade, Cataluña recibió 4.520 millones de euros en 2012 en concepto de inversión extranjera directa, el 19 por ciento del conjunto de España. No es de extrañar, pues, que esta comunidad autónoma albergue 3.381 empresas extranjeras. Si desglosamos estos datos por países, el índice elaborado por Esade señala que EE UU, con 240 millones, fue el cuarto país que más invirtió en Cataluña en 2010, superado por los Países Bajos (1.929 millones), Francia (716 millones) y Reino Unido (388 millones). Es decir, la inversión proveniente de EE UU representa el 6,19 por ciento del total. No obstante, cabe destacar que el 63 por ciento de las empresas estadounidenses afincadas en España están en Cataluña. Concretamente, se trata de 366 firmas, el tercer país con más compañías en la comunidad autónoma, sólo por detrás de Francia (626) y Alemania (572). Cabe destacar que en los años anteriores a este informe se notó una significativa disminución del número de compañías extranjeras en Cataluña. La fuga fue capitaneada con Alemania con 133 empresas, seguida de Japón (50) y Estados Unidos (33).

Cataluña ignora el aviso de Estados Unidos
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1