domingo, 20 agosto 2017
01:40
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
España

España / El desafío independentista

Colau desprecia a las Fuerzas Armadas: «Preferimos que no estéis aquí»

  • Ningunea al delegado de Defensa en Cataluña con un «creemos que hay que separar espacios»

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (c), conversa con dos mandos militares en el stand que el Ministerio de Defensa ha instalado en la XXVII edición del Salón de la Enseñanza
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (c), conversa con dos mandos militares en el stand que el Ministerio de Defensa ha instalado en la XXVII edición del Salón de la Enseñanza
Efe

A la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no le gustan los militares. Nunca lo ha ocultado y, de hecho, ha emprendido una batalla junto a la CUP para que las Fuerzas Armadas dejen de participar en el Salón de la Enseñanza de la Ciudad Condal. Sin embargo, la regidora olvida a los cerca de 1.500 jóvenes catalanes que cada año se presentan para cubrir alguna de las plazas que el Ministerio de Defensa convoca y, de ellos, la mayoría lo hace en Barcelona, donde en ediciones anteriores se formaban largas colas ante el centro de reclutamiento. Pero ayer, ese rechazo de Colau por el mundo castrense se tradujo en un gesto de desprecio hacia el delegado de Defensa en Cataluña, coronel Luis Castuera Novella, quien se acercó junto a otro militar a saludar a la regidora en la citada feria educativa y lo que recibió fue una frase de rechazo: «Ya sabes que nosotros preferimos como Ayuntamiento que no haya presencia militar en el salón», le espetó a quien no sólo es el representante de las Fuerzas Armadas en Cataluña, sino a quien fue además el responsable de la Academia de Suboficiales de Talarn (Lérida), aquella que los independentistas no querían que cerrase debido a la importante repercusión económica que tenía para la zona.

Todo ocurrió durante la visita de Colau al Salón en su jornada inaugural y en apenas 20 segundos. El coronel Castuera y un teniente coronel se acercaron a la alcaldesa para saludarla, ante lo que ella, rodeada por una nube de periodistas y cámaras, se detuvo para estrecharles la mano. Sin embargo, Colau, sonriendo con cierta arrogancia, le comentó que no le agradaba la presencia de un stand militar, «porque creemos que hay que separar los espacios», lo que dejó sin palabras a los dos oficiales, que aguantaron el tipo mientras la alcaldesa de Barcelona se marchaba. Acto seguido, los dos uniformados aseguraron a Efe que respetan la libertad de expresión, al tiempo que defendían su función y la presencia de la oferta formativa militar en el Salón.

El gesto llevó al Ministerio de Defensa a responder a las palabras de la regidora reclamando «respeto para todos los militares», que son los «garantes de los derechos y libertades de los españoles». Para el departamento que dirige Pedro Morenés, los Ejércitos de Tierra, del Aire y la Armada participan desde hace años en numerosas ferias educativas con «total normalidad», pues son muchos los jóvenes que, por vocación, quieren acceder a la vida castrense y son los propios militares los que les muestran la oferta educativa de las Fuerzas Armadas.

Horas después, Colau trató de explicar su actuación a través de su cuenta de Twitter asegurando que «dos militares me han parado en medio del itinerario y, a pesar de la interrupción, con amabilidad me he limitado a trasladar a los militares una decisión aprobada por mayoría en el pleno de Barcelona, que ha pedido a la Generalitat que no se mezcle Ejército con enseñanza, para potenciar espacios educativos libres de armas».

En su defensa salió el ex Jefe del Estado Mayor de la Defensa José Julio Rodríguez, quien recordó que la alcaldesa cumplió con la declaración aprobada en el Pleno municipal del pasado 26 de febrero

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs