MENÚ
lunes 20 noviembre 2017
10:54
Actualizado
El Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Rajoy cree que los separatistas pierden apoyos y que tras el 21D «llegará la calma»

«Estoy convencido de que los catalanes sacarán sus conclusiones a la hora de las elecciones», señala en una entrevista con el diario económico alemán «Handelsblatt»

  • Fotografía facilitada por el PP del presidente de la formación, Mariano Rajoy (i), y del coordinador general, Fernando Martínez-Maíllo, a su llegada a la reunión del Comité de Dirección del partido celebrada hoy en la sede de la calle Génova
    Fotografía facilitada por el PP del presidente de la formación, Mariano Rajoy (i), y del coordinador general, Fernando Martínez-Maíllo, a su llegada a la reunión del Comité de Dirección del partido celebrada hoy en la sede de la calle Génova / Efe
larazon.es.  Berlín.

Tiempo de lectura 4 min.

13 de noviembre de 2017. 13:38h

Comentada
larazon.es.  Berlín. 13/11/2017

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, está convencido de que «los separatistas pierden apoyo» en Cataluña y de que tras las elecciones autonómicas del 21 de diciembre «llegará la calma» y se vivirá «una era de buena convivencia».

«Estoy convencido de que los catalanes sacarán sus conclusiones a la hora de las elecciones», señala en una entrevista con el diario económico alemán «Handelsblatt» al recordar que, frente a las promesas del independentismo, ese movimiento no ha conseguido ningún respaldo en Europa y «más de 2.000 empresas han abandonado Cataluña».

Al ser preguntado por sondeos que sitúan a los independentistas en los niveles de las últimas elecciones, Rajoy apunta que «las encuestas en tiempos turbulentos no son especialmente fiables» y afirma que no tiene un plan B.

«El único plan que tenemos es velar por que el futuro gobierno catalán cumpla con la ley», recalca el jefe del Ejecutivo; «Cada uno puede defender sus propias convicciones, cualesquiera que sean. Pero todos tenemos que respetar las leyes, de otro modo viviríamos como en el Salvaje Oeste», añade.

Sobre la posibilidad de aplicar nuevas medidas coercitivas al amparo del artículo 155 de la Constitución, rechaza ponerse «en el peor de los casos» y subraya que ese precepto se ha aplicado «sólo porque el gobierno catalán se lo ha buscado».

Rechaza también «rotundamente» que se pueda hablar de «presos políticos» en España y, cuando se le pregunta si lamenta que esté en prisión parte del último gobierno electo en Cataluña recuerda que España es un Estado de derecho y que él, como jefe del Ejecutivo, debe aceptar las decisiones de los tribunales, «cualesquiera que sean».

Sobre las cargas policiales el 1 de octubre, reconoce que «tales imágenes no gustan a nadie» y apunta que «por desgracia, en una democracia no todo funciona siempre a la perfección», recordando que tampoco le gustaron las imágenes de manifestantes que impedían registros policiales en las consejerías catalanas o las imágenes de violencia durante la cumbre del G20 en Hamburgo.

Ante quienes le acusan de usar mano dura con Cataluña y no con la corrupción en su partido, recuerda que él sólo declaró como testigo y reconoce que hubo casos de corrupción en el PP, «pero son casos del siglo pasado», y asegura que él tiene «la conciencia tranquila».

Como presidente del PP, avanza que se implicará en la campaña electoral para «devolver la calma al país y estabilizar Cataluña también en lo económico», pero descarta ofrecer a los votantes catalanes una reforma de la Constitución.

«El foco estará puesto en el diálogo y en el respeto a la ley», manifiesta mientras asegura que da la bienvenida «a todos los pasos que ayuden a resolver el problema, en tanto en cuanto no pongan en peligro la unidad de España».

Sobre la posibilidad de ofrecer un nuevo sistema de compensación en la financiación autonómica, recuerda que se está estudiando el modelo, pero dice que «no es el momento de precipitarse» y recalca que el sistema del que disfrutan vascos y navarros tiene base histórica y existía ya en la época de Franco.

Rajoy elogia el apoyo «fundamental» de la UE a España, ya que la independencia catalana estaba dirigida «contra toda Europa» y sus valores, como el Estado de derecho.

Respecto a posibles injerencias rusas, señala que en las cuentas españolas de Twitter sobre el tema catalán había «muchos perfiles falsos: Más del 50 por ciento están registrados en Rusia y un 30 por ciento en Venezuela. Tan solo el 3 por ciento de las cuentas eran reales». EFE

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs