viernes, 18 agosto 2017
07:00
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Internacional

«Queremos ser la 18ª Comunidad Autónoma de España»

  • José Nieves Seise / Presidente del Movimiento por la Reunificación con España de Puerto Rico

  • El Movimiento por la Reunificación se ha cansado de que EE UU ignore a los puertorriqueños: “Debemos mirar para España y forzar que se resuelva el estatus político de la isla”

  • “España otorgó la Carta Autonómica a Puerto Rico antes de la guerra de 1898: éramos españoles”

El presidente de este novedoso movimiento cita a LA RAZÓN, como no podía ser de otra manera, en la plaza de Colón en San Juan, la capital de Puerto Rico, un Estado Libre Asociado de Estados Unidos. Con ascendencia canaria y catalana, José Nieves Seise ha tomado la iniciativa para que la isla vuelva a ser una provincia española. “Lo era en 1897, antes de la guerra con EE UU y así debería seguir siendo”. El presidente del Movimiento por la Reunificación con España (MRE) se vio esta semana con el cónsul Tomás Rodríguez Pantoja y ya está preparando pedir la anulación del Tratado de París (1898) ante el Tribunal de La Haya.

-Este movimiento de reunificación ¿surge por una falta de identidad o por razones meramente históricas?

-En 2012 hubo un plebiscito, el 54% de la población votó en contra del Estado Libre Asociado y una mayoría lo hizo por la estadidad, la anexión. Y Estados Unidos nos ignoró a nosotros y al resultado. De ahí que yo creo que Washington no nos quería dar la estadidad. Los analistas decían que no nos la habían dado porque nunca la habíamos pedido. Pero ganó la estadidad e hicieron oídos sordos. Pienso que si EE UU no nos quiere, que mejor que nos unamos a España que sí nos dio la igualdad política ya en 1897 con la Carta Autonómica. ¡Qué mejor que volver a casa! Por eso se fundó el movimiento en octubre de 2013 y el 31 de agosto de este año se realizó una asamblea en la que fui electo presidente. La idea del MRE es hacer justicia histórica. Puerto Rico era una provincia autónoma española que fue robada en la guerra hispanoamericana. Y estos miles de españoles quedaron separados de la nación, de la madre patria.

-¿Usted cree, por tanto, que la Historia está de su parte?

-Lo que sucede es que el sistema educativo lo controla EE UU y cambiaron la historia, la tergiversaron. Aquí nos enseñan la leyenda negra y nos inculcan que todo con España fue malo. Sin embargo, que éramos ciudadanos españoles, que teníamos igualdad política y representación en las Cortes con nuestros delegados, se estudia muy por encima. En 1812, Ramón Power y Giralt era vicepresidente de las Cortes españolas. El equivalente ahora como si Pedro Pierluisi, Comisionado Representante en el Congreso de EE UU, fuera vicepresidente del Senado. En cambio hoy en día, tiene voz y vota, pero si su voto es decisivo, entonces no cuenta. Tampoco votamos por el presidente estadounidense.

-Eso le iba a preguntar, ¿no se siente ustedes como ciudadanos de segunda?

-Claro. Estamos discriminados. El Estado Libre Asociado es una farsa. Es un nombre que se creó para engañar a la comunidad internacional. EE UU no nos menciona como Estado Libre Asociado se refiere a Puerto Rico como “el territorio”. Somos un territorio no incorporado. Y un territorio que no está incorporado a la nación es una colonia.

-En cambio, ¿Puerto Rico sí era una provincia española antes de la guerra?

-Se nos otorgó la Carta Autonómica el 25 de noviembre de 1987.

-¿Y eso es lo que quieren volver a ser?

-Sí, la 18ª Comunidad Autónoma de España. Nosotros éramos españoles. Somos igual que los canarios, hasta tenemos un acento parecido. Al dólar lo seguimos llamando peso, al “quarter” le decimos peseta...

-Estos días aquí he visto que mucha gente está perdiendo el castellano.

-Hay asimilación, claro. Durante 50 años, la educación fue en inglés. Desde 1899 a 1949 se intentó eliminar el español. Pero no los dejamos. Aun así, la influencia norteamericana es enorme. Milagro es que sigamos hablando español. Yo quiero salvar la cultura puertorriqueña y ser puertorriqueño es ser español. Si no hubiera sido por la guerra, por la invasión de 1898, seríamos españoles hoy. No tengo ninguna duda, porque nosotros nunca nos independizamos, el puertorriqueño fue proespañol. En la escuela nos dicen que los americanos llegaron y los recibimos. Pero se perdió una guerra.

-¿Cuáles son los siguientes pasos del MRE?

-Este mes he solicitado una cita con el cónsul español para entregarle una solicitud de nacionalidad española que se firmó en la Asamblea, de manera simbólica, y una copia del registro de Departamento de Estado como un movimiento cívico sin fines de lucro. La idea es comenzar a establecer una relación con el Gobierno español, que ellos sepan que este movimiento es serio. Estamos comenzando poco a poco y sin la ayuda de la prensa puertorriqueña. Un día me invitaron a un informativo y me sacaron la leyenda negra y yo les fui contestando con datos históricos y quedaron mal. No me han vuelto a invitar.

-¿Ustedes comenzaron el movimiento a través de las redes sociales?

-Sí, empezamos en Facebook para demostrar que los españoles sí nos quieren. Y se nota mucho el apoyo de los ciudadanos españoles. Ya hay unos 11.900 seguidores en Facebook, mientras que 2.000 son ya simpatizantes. Esto es un movimiento nuevo y hemos comenzado de cero. Aquí no somos políticos. Con el tiempo no tenemos duda de que vamos a crecer, porque a diferencia de las otras ideologías (las tres tradicionales), tenemos apoyos de la gente que apoya la estadidad, pero también la independencia.

-¿Cómo se vive desde el MRE que Cataluña se quiera independizar de España?

-En el MRE no apoyamos la independencia de Cataluña, entendemos que están equivocados. Cataluña no tiene excusas para la separación pues tiene una autonomía muy superior a la que tenemos aquí y mejor que otras comunidades españolas. Además, Cataluña en 1714 no era un país, era el Condado de Barcelona, siempre ha estado relacionado con España desde los romanos, visigodos... Los separatistas abusaron de la autonomía para tergiversar la historia para crear ese movimiento independentista que hay hoy en día. En 1714 Cataluña apoyó a Carlos de Austria, perdieron la guerra de sucesión y por eso pasó lo que pasó. El plebiscito está buscando que le quiten la autonomía. El MRE no apoya ni quiere que se produzca el referéndum ni que se separe de España.

-¿Cuáles serían las ventajas de unirse a España?

-Las ventajas serían para ambos. Puerto Rico tendría el euro que vale más que el dólar. No tendríamos la ley cabotaje, por la cual se nos obliga a usar la marina mercante de EE UU, que es la más cara del mundo. Nosotros podríamos comerciar directamente con otros países. Puerto Rico no tiene industria marítima aunque parezca increíble. España, se beneficiaría porque Puerto Rico se convertiría en un puerto de España y de la Unión Europea. Sería el “puerto de entrada a las Américas”, algo muy beneficioso para ambos. Por no hablar del turismo.

-¿Y no le importa reunificarse a la “España de la crisis”?

-Independientemente de la crisis. Con la autonomía que adquiriríamos, podríamos comerciar libremente con otros países, tendríamos los poderes necesarios para estimular la economía. Ahora mismo no podemos proteger nuestros productos, no podemos proteger nuestra identidad de pueblo -que bajo la jurisdicción española se reconocía-. Podríamos vender nuestros productos a hispanoamérica y a Europa. Como nuestro café, por ejemplo.

-¿Puerto Rico está en default?

-Puerto Rico tiene una deuda de 500 mil millones. Estamos en crisis, pero por eso necesitamos poderes. Los necesitamos para poder atraer inversión, desarrollo a nuestras propias industrias y levantar la economía. Ahora mismo no podemos, porque EE UU no nos deja, porque EE UU lo controla todo.

- Es difícil explicar que Puerto Rico es un país, pero no. Son estadounidenses, pero no pueden votar a Obama. En su día a día, ¿la clase política no hace nada?

- Es que los políticos de aquí no tienen valor. A ellos les interesa que siga la colonia para que su partido siga vivo. Hay tres partidos que desaparecerían: el Nuevo Progresista (de la estadidad), el Popular Democrático (en el Estado Libre Asociado) y el Independentista. Sólo habría dos partidos, el demócrata y el republicano. Ellos saben que EE UU no nos quiere dar la igualdad política, pero se mantienen en el juego y no hacen nada. Porque mire el plebiscito, ¿por qué no defendieron el resultado, por qué el pueblo no sale a la calle? Aquí no hay líderes políticos. Es una de las razones por las que el movimiento se creó. Nosotros dijimos: “¡Basta ya! Si no nos hacen caso en Washington, debemos mirar para España y tenemos que forzar que se resuelva el estatus político de Puerto Rico. Tenemos pensado ir al Tribunal de la Haya para que se anule el Tratado de París (1898) que consideramos que es ilegal porque no hubo representación del Gobierno autonómico de Puerto Rico. Ningún representante lo firmó.

- Ahí está la letra pequeña...

- Y si logramos anularlo la presión internacional sería enorme. Nosotros queremos que se resuelva. Es que estamos en pleno S. XXI y somos una colonia. Criticamos a otros países, pero nosotros ni siquiera votamos por un presidente. Elegimos a un gobernador para administrar lo local. Los gobernadores son de ciudades, no de países, incluso en España los líderes autonómicos son presidentes. Aquí el poder es mínimo.

- Y a qué aspira el MRE, ¿a un referéndum? Por qué ustedes no son un movimiento político, abarcan todas las ideologías. ¿Qué preguntaría?

- Normalmente los plebiscitos aquí se dividen en los tres estatus tradicionales: estadidad, independencia y el Estado Libre Asociado. Sería añadirle una cuarta opción: la reunificación a España. Es decir, la cuarta vía. Confío en que se pueda lograr.

La bandera autonómica

“Puerto Rico tenía hasta su propia bandera desde 1873. Y aquí nadie lo sabe, ni siquiera yo lo sabía y eso que soy un apasionado de la Historia. No nos lo enseñan en el colegio”, asevera Nieves. “Aquí cuando nacías eras tan español como uno de Madrid”, sentencia el presidente del MRE.

Perfil

Nieves Seise estudió Criminología, pero su gran pasión es la Historia. Él se pensaba que era el único romántico de la reunificación, sin embargo, gracias a las redes sociales se dio cuenta de que no estaba solo en esta nostalgia española. La última vez que pisó España fue en 2001, desde el 31 de agosto es el presidente del MRE.

José Nieves Seise
José Nieves Seise
Esther S. Sieteiglesias
Bandera atonómica de Puerto Rico
Bandera atonómica de Puerto Rico
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs