MENÚ
viernes 19 enero 2018
00:11
Actualizado
Consulta el Tiempo
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Los médicos estallan ante la «dantesca» situación de la sanidad

Denuncian una «presión insoportable» en las urgencias y critican que los planes de contingencia «llegan tarde y sin apenas recursos»

  • La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ayer en la inauguración del consultorio médico de Albaida del Aljarafe (Sevilla)
    La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ayer en la inauguración del consultorio médico de Albaida del Aljarafe (Sevilla) / Efe
J. D. Márquez.  Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

08 de enero de 2018. 21:26h

Comentada
J. D. Márquez.  Sevilla. 9/1/2018

La bajada de las temperaturas, con el consiguiente aumento de la afluencia a las urgencias hospitalarias, han vuelto a dejar al descubierto las debilidades del sistema sanitario público. La situación no es nueva, ya que todos los años por esta época se repiten las largas esperas en los centros sanitarios, desbordados ante el aluvión de pacientes y los escasos efectivos para hacer frente a tan alta demanda. Ante este panorama, los médicos han estallado, dibujando un mapa sanitario «dantesco» que ha llegado a un punto «absolutamente intolerable». Así lo asegura el Sindicato Médico Andaluz (SMA) en un comunicado, una organización que, hasta ahora, ha mantenido un «respetuoso silencio» sobre el caos en las urgencias porque «no queríamos alimentar polémicas que pudieran de un modo u otro acabar repercutiendo negativamente a nuestros compañeros».

Ahora, sin tapujos, aseguran que los profesionales están sometidos a una «presión insoportable» y que ellos mismos padecen los efectos del frío, por lo que «hay más bajas laborales de lo habitual». «Muchos trabajan incluso estando enfermos, colocándose mascarillas para no contagiar a sus pacientes y haciendo un esfuerzo que solo se entiende desde el compromiso».

Las escenas son casi idénticas al finalizar el año y en el arranque del nuevo: retrasos «de más de 12 horas» en ser atendidos, camas «en pasillos y sin apenas vigilancia», sillas de ruedas con pacientes que deberían estar encamados, enfermos «sentados en el suelo», esperas de más de 24 y 48 horas para la asignación de una cama, imposibilidad de un mínimo aislamiento para evitar que la sala de urgencias se convierta en el «mayor escenario de contagios», centros de salud sin atención pediátrica, consultorios cerrados o con solo un médico y profesionales que «no pueden ni comer durante la guardia y ven a sus pacientes en escasos minutos». En definitiva, situaciones que condiciones una «pésima» atención sanitaria urgente.

La Administración, sin embargo, sigue haciendo oídos sordos a las denuncias de los pacientes y profesionales, cayendo en los «mismos errores» que conducen «a la masificación, a los retrasos y a la mala asistencia», algo a lo que «estamos demasiado acostumbrados, desgraciadamente», lamenta el sindicato. Este año, incluso, la situación «ha superado a lo ocurrido en los últimos inviernos», puesto que los hospitales «no dan abasto y en los centros de salud el número de urgencias se ha multiplicado por dos o tres».

El sindicato desconfía de los planes de contingencia del Servicio Andaluz de Salud (SAS), como el anunciado refuerzo de profesionales durante la época navideña o el ambicioso plan de mejora de la atención primaria anunciado el pasado mes de octubre. «Son insuficientes y se ponen en marcha demasiado tarde y sin apenas recursos», señala la central, además de criticar que la educación, que «podría evitar muchas visitas a urgencias», es prácticamente inexistente.

Los gestores, en este sentido, «se limitan a negar la realidad». «Dicen que la situación está controlada, que los retrasos son casos puntuales y anecdóticos y que los hospitales disponen de una reserva de recursos para absorber el exceso de demanda». Y no sólo niegan el problema, sino que «culpan a los trabajadores», tal y como ocurrió en el reciente fallecimiento de una paciente en el hospital de Úbeda.

Por tanto, el sindicato reclama «planes serios basados en previsiones reales y experiencias pasadas», junto a una inversión «suficiente e inteligente». «Nuestros dirigentes están demasiado centrados en la autoperpetuación como para tomarse en serio la situación e implementar medidas eficaces, aunque puedan ser impopulares», denuncia.

Mientras tanto, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, se negó a admitir déficits en la asistencia en «estos primeros días difíciles de invierno», tal y como aseguró, no sin antes volver a calificar a la sanidad pública como la «joya de la corona» de la comunidad autónoma. En la inauguración del nuevo consultorio médico de Albaida del Aljarafe (Sevilla), aseguró que recientemente se han incorporado 438 profesionales y recordó que el Presupuesto dedica 9.000 millones de euros a la sanidad. También se realizará una «estabilización importante de nuestra plantilla» y una nueva oferta de empleo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs