jueves, 17 agosto 2017
12:06
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Cataluña

«La novela negra ha sido mi vía de escape cuando estoy fatigado»

  • Jean Echenoz regresa a sus orígenes con «Enviada especial», parodia del género de espías

El escritor francés Jean Echenoz ayer en el CCCb para participar en Kosmópolis
El escritor francés Jean Echenoz ayer en el CCCb para participar en Kosmópolis
Shooting

En «Enviado especial», una de las primeras películas americanas de Alfred Hitchcock, aparece una escena en que las aspas de un molino empiezan a moverse en sentido contrario. El escritor Jean Echenoz es un admirador confeso del maestro del suspense y reconoce que ha plagiado dicha escena en su última novela, «Enviada especial» (Anagrama, Raig Verd en catalán). «Hitchcock ha sido una gran influencia, tanto en su modo de construcción plástica como en la contrucción del guión. Y sí, reconozco y reivindico el plagio de esa escena, me encanta», reconoce el escritor francés.

Echenoz pasó ayer por Barcelona para participar en Kosmópolis y presentar su último libro, un pastiche de las novelas de espías llena de humor, suspense y caos contemporáneo con Corea del Norte como destino delirante. «Después de diez años de novelas históricas, me sentía un poco saturado. Cuando empecé ese ciclo, todo era nuevo para mí y me resultaba muy complicado escribir. Cuando empecé la cuarta, ya era todo muy fácil, lo que me hacía concluir que existía el riesgo de repetirme a mi mismo. Por eso decidí volver a la ficción contemporánea», confiesa el autor.

Este regreso a los orígenes nos ha devuelto al Echenoz más juguetón y divertido, con una historia llena de engaños, mentiras, manipulaciones, suplantaciones, doble juegos y la sensación de que nada es nunca lo que parece, lo que hace que el lector siempre esté alerta. Y cuando alguien está siempre alerta, sorprenderle es mucho más gratificante, y Echenoz lo hace. «Cuando escribes una novela intentas causar placer al lector, pero producir y causar placer no es igual que causártelo a ti mismo. Es muy duro construir un argumento, hay que trabajar muy duro, pero me encanta el placer que provoca luego», señala el autor de «Me voy».

El escritor lleva 25 años publicando en nuestro país, siempre con Anagrama en castellano, y le encanta ver como año a año se va renovando esta estrecha relación con el lector español. «Cuando empecé a escribir, la novela negra me sirvió de vía de escape al no sentirme cómodo con la novela en general. Con los años, he ido ganando en libertad, lo que me ha permitido jugar más con la narración. Quizá escribo con menos rabia y furia ahora, pero la distancia con lo que lo hago me hace disfrutar más de la dificultad que tiene la ficción», comenta Echenoz.

El escritor afirma consternado que, según los últimos estudios estadísticos, en Francia se lee ahora mucho más que antes, lo que explicaría el nuevo «boom» de la literatura francesa. «En los 70, sólo Patrick Mondiano tenía una voz singular y relevante, algo que con el tiempo se ha ido ampliando, lo que no deja de ser una buena noticia», señala.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1