lunes, 21 agosto 2017
14:05
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Cataluña

Muebles con conciencia social

  • La cooperativa «L'Estoc» da trabajo a disminuidos psíquicos en busca de normalizar a un colectivo que supera el 75 por ciento de tasa de paro

No hay virtud mayor que la capacidad de mirar al mundo de forma diferente y arriesgarse a intentar que los demás la vean como tú. Donde todos ven una puerta inútil y un portalón con las bisagras rotas, hay quien ve una mesa de comedor moderna y dos bancos a juego. Donde todos ven un biombo pasado de moda e inservible, hay quien imagina una estantería de gran belleza estética de increíbles posibilidades. Y donde todos ven un problema, hay quien ve una oportunidad y una mirada al futuro. Éste es el caso de la cooperativa «L'estoc», un taller y tienda de muebles reciclados con una particularidad especial, sus trabajadores son personas con disminución psíquica que encuentran en el taller una oportunidad de abrirse al mercado laboral.

La idea es de tres valientes, Manuel Fitó, Sol Bucalo y Jordi Mayals, cuya iniciativa acaba de recibir el impulso de la Obra Social La Caixa al ser uno de los proyectos seleccionados dentro de su programa de ayudas al emprendimiento social. En septiembre inauguraron el taller, y en diciembre empezaron a vender. Quien esté harto de los muebles IKEA y de sentir que todas las casas son iguales, ésta es su tienda. Todavía no cubren gastos, pero las perspectivas son buenas. «En España, la tasa de paro para personas con minusvalía psíquica es del 75 por ciento. Es complicado, hay mucho rechazo, y necesitan ayuda. Y lo hacen bien. Fitó y Bucalo hacen el diseño y la idea y ellos lo realizan. Aquí no vendemos beneficiencia, sólo calidad y excelencia», asegura Mayals.

Los jóvenes limpian, lijan, pulen y pintan los muebles. Lo hacen a la vista de todos, ya que el taller está en plena tienda. Al ser un trabajo creativo, que cubre todo el proceso, hace que se involucren mucho en cada pieza, que la sientan propia. «Y cuando se vende, se sienten muy realizados, sienten de verdad que han hecho un gran trabajo», dice Mayals, un ingeniero agrónomo, especializado en residuos, que decidió dar la vuelta a su vida por una necesidad personal.

Desde hace muchos años, Mayals colabora con centros en Molins de Rei de ayuda a discapacitados y su propio hermano tiene una minusvalía. «Llegar aquí no ha sido fácil. No hemos tenido ayudas y ahora han quitado las subvenciones a centros especiales de trabajo. Nuestro objetivo es consolidar salarios, pero ahora sólo podemos traerlos en régimenes de prácticas», afirma.

Los materiales los reúnen de los mismos clientes, del vaciado de pisos o basureros. «Todo se puede reciclar, siempre que sea madera maciza. Conglomerados tipo IKEA no nos sirven. Nuestro público es el contrario de IKEA, es aquel que quiere un mueble especial, por eso aceptamos encargos, incluso ofrecemos ideas para hacerlo uno mismo en Internet», concluye Mayals.

La iniciativa ha logrado el apoyo del programa de Emprendedoría social

La Obra Social La Caixa, junto al IESE Business School, acaban de seleccionar cinco proyectos barceloneses en la primera edición del Programa de Emprendedoría Social. «L'Estoc» ha sido uno de estos proyectos, en un plan que busca dar apoyo a empresas que impulsen el desarrollo sostenible y las causas sociales. Entre el resto de proyectos seleccionados está, por ejemplo, el de Formació i Treball, que han iniciado un proyecto de creación de un aparcamiento vigilado en el casco urbano de Vilanova i la Geltrú. El personal de atención al público de esta iniciativa está formado por el colectivo de jóvenes en situación de riesgo. Otro de los proyectos escogidos es el de Reformas SAÓ SL, que ofrece a las empresas un servicio de creación y gestión de márqueting y comunicación a través de las redes sociales, también con jóvenes de 16 a 23 años en riesgo de exclusión social dentro de la iniciativa. «El apoyo de La Caixa ha sido muy importante y te llena de confianza para seguir adelante, para convencerte que hemos escogido el modelo a seguir», afirma Mayals. Por último, destacar el proyecto de Glokal Kneed, que fomenta la inserción laboral de mujeres en riesgo de exclusión.

Jordi Mayals es el padre de esta iniciativa que ha dado trabajo a 15 discapacitados
Jordi Mayals es el padre de esta iniciativa que ha dado trabajo a 15 discapacitados
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs