miércoles, 24 mayo 2017
05:27
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Madrid

La red de escuelas infantiles costará 4 millones sólo en becas

  • La decisión de Ahora Madrid de abandonar la red regional supone la pérdidas de las ayudas de comedor para familias con necesidades

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena
La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena
Efe

La decisión unilateral del Ayuntamiento de Madrid de crear su propia red de escuelas infantiles al margen de la autonómica tendrá un elevado coste para las arcas de la capital. LA RAZÓN adelantó el pasado mes de enero que el movimiento del Gobierno de Carmena tendría como consecuencia que las escuelas dependientes del Ayuntamiento perderían su derecho a acceder a las becas comedor que concede el Ejecutivo autonómico a aquellos centros que integran su red. El equipo de Ahora Madrid señaló entonces que buscaría en la negociación con la Comunidad la fórmula para que la administración autonómica mantuviera estas becas comedor. Ayer, la delegada de Equidad, Derechos Sociales y Empleo y primera teniente de alcalde, Marta Higueras, se vio obligada a reconocer en rueda de prensa que será el propio Ayuntamiento el que asuma el coste de estas becas comedor. La mano derecha de la alcadesa garantizó que estas ayudas, pese a todo, están garantizadas ya que el Gobierno municipal reservó una partida presupuestaria a este efecto.

En el caso de que se mantengan las cifras actuales de alumnos que tienen acceso a las ayudas, el gasto ascenderá hasta los cuatro millones de euros. Según los datos ofrecidos por Higueras, actualmente 1.300 menores se benefician de las becas que concede la Consejería de Educación de la Comunidad. Los cuatro millones de euros reservados en los presupuestos, permitirían sufragar ayudas para 1.500 niños.

No es el único varapalo económico que el Ayuntamiento tendrá que afrontar como consecuencia de su decisión unilateral. Desde septiembre, las 56 escuelas infantiles dependientes del consistorio de la capital formarán su propia red para niños de entre cero y tres años y eso significará la pérdida de la aportación económica directa, de en torno a siete millones de euros, que el Gobierno regional da anualmente para el funcionamiento estos centros. Además del capítulo relativo a las becas de comedor y la financiación, el Ayuntamiento deberá asumir otros costes importantes con la creación de la nueva red. Es el caso, por ejemplo, de los equipos de Atención Temprana para los niños con necesidades especiales. Hasta ahora, en las 56 escuelas de titularidad municipal, esta asistencia la prestaba la Consejería de Educación. Al abandonar la cobertura de la red autonómica, el Ayuntamiento deberá crear sus propios equipos. Una meta a la que, sin embargo, el Ayuntamiento no llegará a tiempo. Como también reconoció ayer Higueras, la premura del calendario ha obligado al Ayuntamiento a acordar con el Gobierno regional que los orientadores, trabajadores sociales y maestros especializados de la Consejería de Educación sigan trabajando en los centros dependientes del consistorio el curso 2017-2018, lo que significará un desembolso adicional de un millón y medio de euros.

Al margen de todos estos costes, Marta Higueras informó ayer en rueda de prensa de que el Ayuntamiento de Madrid abre hoy el periodo para solicitar una plaza en la red de escuelas infantiles municipales, que incluyen novedades como dar más puntos a progenitores en situación de desempleo, a víctimas de violencia de género, a perceptores de la Renta Mínima de Inserción y a familias monoparentales. También como novedad desde ahora y con una única instancia se podrá solicitar plaza hasta para veinte escuelas infantiles de la red, cuando hasta el momento se tenía que formalizar una por una.

SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1