jueves, 23 marzo 2017
00:37
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1

Uno de cada tres vehículos se «atascará» en la criba del Plan A

Desde 2018 la limitación a 70 kilómetros por la M-30 será permanente y no sólo por alta contaminación
Desde 2018 la limitación a 70 kilómetros por la M-30 será permanente y no sólo por alta contaminación

De ponerse hoy en marcha la restricción a los vehículos más contaminantes que quiere implantar el Ayuntamiento de la capital, el llamado Plan A o Plan de Calidad del Aire, el 42 por ciento del parque de Madrid no pasaría la criba. Concretamente, los coches afectados serían 1.143.872 vehículos diésel y 503.468 gasolina, según cifras actuales. Son datos ofrecidos por Audatex, una empresa dedicada a la valoración de siniestros y averías de la automoción que ha elaborado un estudio según el cual en 2025 –cuando ya no podrán ni circular por ninguna zona de la capital los vehículos más contaminantes–, la flota seguirá siendo muy elevada: uno de cada tres coches no cumplirán los requisitos exigidos y se quedará literalmente atascados por el Gobierno de Manuela Carmena.

Los calificados de «muy contaminantes» son los vehículos diésel matriculados antes de 2006 y los gasolina antes de 2000, a los que la Dirección General de Tráfico no otorga ningún distintivo. El resto de vehículos, en función de su nivel de contaminación, tendrán una u otra pegatina. La gran mayoría son C o B (pegatinas verde y amarilla, respectivamente). Los más ecológicos, «premiados» con las pegatinas 0 o Eco serán los que, lógicamente, tendrán más permisos para circular, tanto por el distrito Centro (el área más restringida desde 2018, cuando ya se prohibirá el paso y estacionamiento a los no residentes), como por el interior de la M-30. Y es que el año que viene se creará ya el Área Central cero Emisiones, que supondrá el cierre total del tráfico privado al centro de la capital, incluido el eje de Gran Vía, como ya se hizo la pasada Navidad. Sólo podrán acceder (si no va a aparcar a ningún parking público) los vehículos con etiqueta ambiental o azul (eléctricos de batería e híbridos) y los de etiquetas ambiental Eco (híbridos enchufables con autonomía < 40 Km, híbridos no enchufables y propulsados por gas).

Sin embargo, esta medida, según el estudio de Audatex, beneficiará a los talleres de reparaciones madrileños. Y es que, lejos de la creencia generalizada, aseguran que los coches de más de 10 años (el 57 por ciento del parque) son los que menos se reparan ya que sus pasos por el taller se limitan a pequeñas averías mecánicas. Por el contrario, los menores de cinco años son los más rentables para el taller. La razón es sencilla: suelen estar aún bajo la garantía del fabricante y con seguro a todo riesgo por lo que se repara hasta el arañazo más pequeño. Así, son los vehículos nuevos los que permiten al sector de talleres de coches crecer el reparaciones (un 1,4 por ciento en 2016).

Pero estas restricciones no son las únicas planteadas por el Gobierno de Ahora Madrid. Hay un listado de 30 acciones en las que se invertirán 544 millones con el objetivo prioritario de reducir a la mitad las emisiones de gases contaminantes causadas por la movilidad urbana para el año 2030 respecto a las que había en 2012.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs