MENÚ
miércoles 18 octubre 2017
23:31
Actualizado
El Tiempo

Padres y madres, ¡despierten!

Tiempo de lectura 2 min.

06 de septiembre de 2017. 21:52h

Comentada

ETIQUETAS

El colegio es un lugar para aprender. También a convivir ¡incluso con personas con necesidades especiales! Al fin y al cabo todos somos diferentes. Me parece retrógrado, indignante e indecente que las madres de un colegio argentino consigan echar de la clase de sus hijos a un niño por convivir con el Síndrome de Asperger. Desgraciadamente no es un hecho aislado. Me ha conmovido ese chat que se ha hecho público en el que se dice que hay que mirar por los derechos de los 35 niños, no por el derecho de uno solo. Cuando precisamente el hecho de convivir con ese niño especial, sería algo positivo y enriquecedor para el resto. Lo diferente enriquece y es lo que van a encontrar en la vida real. Si ese niño se siente aceptado y comprendido, su desarrollo y sociabilidad serán positivos. Para todos.

Los niños no nacen con prejuicios. Si nadie les dice que esa persona es diferente, o tiene un síndrome, le tratarán como a todos los demás. El problema es cuando señalamos con el dedo o advertimos la diferencia como lo destacable. Ahí está la base del terrible acoso escolar.

Personalmente quiero que mis hijos aprendan a convivir, a aceptar a los demás y si son distintos mejor aún porque es lo que se van a encontrar fuera. El colegio no está simplemente para aprender asignaturas, la educación va mucho más allá. Es más, el éxito en la vida tiene mucho que ver con la amplitud de miras. La discapacidad se supera, pero la intolerancia, la crueldad, una mente cerrada... son las verdaderas discapacidades.

La convivencia y el respeto empiezan en la infancia. Ningún niño nace marginando, ni siendo racista, machista, radical... Sobre estas taras que muchos poseen, los padres y madres tenemos gran parte de responsabilidad. Somos su mejor ejemplo. Si somos solidarios, conciliadores, respetamos y buscamos la armonía en cualquier situación, les estaremos haciendo un favor a futuro. Y no sólo a ellos, que serán buenas personas, comprometidas, respetuosas, honestas, sino a toda la sociedad.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs