lunes, 05 diciembre 2016
23:58
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Columnistas

Sin «o» ni «e»

Ni obrero ni español. Y nadie puede llamarse a engaño, porque el PSC enseñó la patita desde el principio. Cuando se constituyeron en los albores de la Transición y los Felipe González, Alfonso Guerra y compañía cometieron la insensatez de renunciar a sus siglas para aglutinar en un solo partido todo el espectro socialista catalán, eliminaron la «O» y la «E». Era un estremecedor indicio de que a los Pasquall Maragall y demás «intelectuales» de Barcelona, encargados de pastorear a las masas socialistas del cinturón rojo, lo que les importaba por encima de todo era la «C».

Y a eso, a lo «identitario» al «hecho diferencial» y a los pelos de Wifredo el Velloso, se ha dedicado durante cuatro décadas, con tanto tesón por su parte como desidia por la de los que tenían que haber visto desde Ferraz lo...

Suscríbete para leer la noticia completa:
Disfruta de
con un 50% de descuento
Disfruta de tu abono Mensual en ORBYT o KYM a 4,99€/mes*
Si necesita más información
Haznos tu consulta por mail a atcliente@larazon.es o llama al teléfono de atención al cliente 91 324 71 24
Horario de atención telefónica en julio de 09:00 h a 17:00 h de lunes a viernes, agosto de 09:00 h a 15:00 h de lunes a viernes
SIGUENOS EN LA RAZÓN