jueves, 25 mayo 2017
09:51
Actualizado a las 
Ofrecido por:
  • 1
Sociedad

Una mujer mata con un arma blanca a su compañera tras una fuerte discusión

  • Los vecinos dicen que las peleas de la pareja y las visitas de los Mossos eran frecuentes

Una mujer mata con un arma blanca a su compañera tras una fuerte discusión

Una mujer de 53 años fue detenida ayer por los Mossos d’Esquadra por presuntamente matar a su compañera de piso, y al parecer, pareja sentimental. Ocurrió con un arma blanca, después de una fuerte discusión en el piso que compartían, en el barrio del Raval de Barcelona.

Un comunicado de la Policía Autonómica informó de que la detención se llevó a cabo sobre las 3.00 horas de la madrugada tras ser advertidos del suceso por unos vecinos, en un piso del pasaje Sant Bernat del citado barrio.

Según las mismas fuentes policiales, la víctima tenía 57 años, y convivía con la detenida desde hacía varios años. Ambas tienen nacionalidad española y residencia fija en Barcelona. La arrestada se encontraba ayer en dependencias policiales, a la espera de pasar a disposición judicial, hecho que podría suceder hoy.El área de investigación criminal de la Región Policial Metropolitana de Barcelona de los Mossos se hizo cargo de las investigaciones.

Por su parte, parte de los vecinos hicieron declaraciones, y aseguraron que las discusiones y peleas entre la pareja eran continuas desde hace años. Llegaron a asegurar incluso que era habitual que alguna patrulla de los Mossos se presentara en el piso dos veces al mes como mínimo.

Cabe destacar que no se trata de un caso de violencia de género, ya que así lo tipifica la ley. No puede ser un crimen de esta índole porque ambas involucradas son del mismo sexo, por lo que se juzgará como un homicidio.

El Observatorio Español contra la LGBTfobia reaccionó después del crimen, y pidió una ley con medidas de protección y recursos similares a los que se destinan a las víctimas de violencia de género para que la violencia entre parejas de gais y lesbianas deje de ser «invisible» y «de segunda categoría».

Según señalaron en un comunicado, el desenlace «era esperable» por los vecinos, que asistían con impotencia a la violencia de una mujer sobre la otra, incluso denuncian haber visto en la fallecida «secuelas de violencia física a menudo». Sin embargo, indicaron, la Policía no pudo intervenir en ninguna ocasión por falta de denuncia.

«La violencia doméstica o intragénero en parejas homosexuales es una realidad invisible y un gran tabú que sufren en silencio muchos gays y lesbianas en nuestro país, y que generalmente no se denuncia y no se contabiliza», subrayó este colectivo, que denunció un alto nivel de violencia en hogares gay–lésbicos.

  • 1
SIGUENOS EN LA RAZÓN
  • 1
    Blogs