MENÚ
domingo 17 noviembre 2019
10:57
Actualizado

El 25% de los alumnos sufre acoso en las aulas

Baleares ha recibido al menos 130 denuncias por «bullying» en el último curso escolar

Madrid.

Tiempo de lectura 4 min.

09 de octubre de 2016. 00:50h

Comentada
Madrid. 9/10/2016

Ver a pantalla completa

El acoso escolar se ha convertido casi en una epidemia, según la OMS. Sólo en nuestro país el 90% de los chicos son testigos de algún tipo de conducta abusiva en su entorno de amigos y compañeros, el 30% se ha visto involucrado, ya sea como víctima o agresor, en alguna situación de este tipo y entre un 25% y un 30% de los alumnos de primer ciclo de la ESO asegura haber sido agredido alguna vez. Las nuevas tecnologías no hacen más que agravar el problema, ya que se utilizan como un nuevo canal de agresión. De hecho, España es uno de los países donde más ciberacoso sufren los menores, sobre todo en torno a los 13 años, según la OMS. Una circunstancia que no ha hecho más que aumentar los pronósticos de depresión y suicidio.

Lo alarmante es que el número de casos detectados va en aumento. Según los datos del último estudio realizado por la Fundación ANAR y Mutua Madrileña, el número de casos se ha cuadruplicado desde 2009 y se incrementaron casi un 75 por ciento en el último año a partir de casos especialmente alarmantes como los de Jokin (2009) o Diego (2016), que tuvieron una amplia repercusión mediática.

Las informaciones periodísticas generan una mayor reacción social ante el problema y crecen las llamadas de padres al teléfono de ANAR (900202010), de profesores que piden ayuda e información sobre cómo actuar, de niños y adolescentes con altos niveles de ansiedad porque creen ser víctimas de acoso o incluso llaman padres de menores que son testigos de estas situaciones.

¿Quién puede convertirse en potencial víctima? los menores con discapacidades, defectos físicos, aquéllos que son más tímidos, o todo lo contrario, habilidosos en las relaciones sociales y que no siguen las mismas tendencias o gustos que la mayoría... En definitiva, los que son “diferentes”.

La edad más habitual de padecer acoso son los 12 o 13 años, aunque muchos lo sufren con anterioridad a esta edad. En el 44% de los casos esta situación se prolonga más de un año y en la mayoría de los casos (el 70%) este sufrimiento se padece a diario», especifica Benjamín Ballesteros, director de programas de la Fundación ANAR. A partir de los 13 años, los casos se van reduciendo progresivamente.

Por sexos, no se aprecian grandes diferencias, pero es cierto que las chicas están en el blanco de los acosadores con más frecuencia que los chicos: 51% frente al 49%, respectivamente. Lo inquietante es que todavía se ha detectado que un 34 por ciento de los niños no lo cuentan a sus padres. No quieren preocuparles, tienen miedo a que tengan una reacción desproporcionada frente al colegio o frente a los acosadores. Al final, los padres acaban cambiando a sus hijos de colegio en la mayoría de los casos.

Baleares es una de las autonomías con más casos de acoso. La Consejería de Educación registró en un año al menos 130 casos. Sólo desde marzo pasado cuentan con un protocolo común de actuación.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs