Noticias de Asuntos sociales

Futuro

Hace décadas daba la impresión de que, llegados a estas alturas del siglo XXI, el problema más importante que tendríamos sería «la velocidad de la luz». No «el recibo de la luz»