Sevilla

Arqueología

Hallazgo en Sevilla: una nueva necrópolis de la Edad del Cobre con 80 posibles tumbas

En el yacimiento ubicado en Valencia de la Concepción y Castilleja de Guzmán también ha aparecido una piedra de molino de 40 kilos de peso

Excavación del proyecto Valencina-Nord
Excavación del proyecto Valencina-NordLa RazónLa Razón

Las últimas investigaciones arqueológicas promovidas en el yacimiento que albergan los términos municipales de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán, fruto del asentamiento humano que acogía dicho entorno de la provincia de Sevilla durante la Edad del Cobre, han deparado el descubrimiento de "otras dos líneas de fosos y un nuevo recinto circular pequeño"; así como "80 posibles nuevas tumbas", "cabañas y posibles talleres para la talla de sílex" e incluso una piedra de molino de 40 kilos de peso, una vasija zoomorfa y un posible pozo de agua. Hablamos de las casi 780 hectáreas de los términos municipales de Valencina y Castilleja de Guzmán protegidas como zona arqueológica, a cuenta de los múltiples vestigios prehistóricos localizados en esta zona de la comarca del Aljarafe.

La mayoría de tales restos arqueológicos están relacionados con el asentamiento humano que, con mayor o menor periodicidad, habría acogido este territorio durante la Edad del Cobre, con los 'tholos' de La Pastora, Matarrubilla y Montelirio como máximos exponentes de dicha cultura, si bien en los últimos años han sido descubiertos notables vestigios arquitectónicos de un gran recinto quizá de carácter "defensivo" y de estructuras de cabaña, entre otros aspectos. Tradicionalmente, este gran yacimiento arqueológico ha sido interpretado conforme a una zona de asentamiento humano o poblado al norte de su perímetro, cuya mayor parte yace bajo el actual casco urbano de Valencina; y de otro lado un extenso sector de necrópolis al suroeste.

En este contexto se encuadra el proyecto de investigación bautizado como Valencina-Nord, promovido desde 2014 por el Instituto Arqueológico Alemán, la Universidad de Würzburg (Alemania) y la Universidad Autónoma de Madrid, que entre septiembre y octubre de 2022 acometía una nueva campaña de investigación en este gran yacimiento de la Edad del Cobre.