Ces y UBU coinciden en situar al sistema universitario como eje principal del discurso político regional

Enrique Cabero y Manuel Pérez Mateos avanzan en un futuro convenio que aproxime la realidad de la Universidad a los agentes económicos y sociales de Castilla y León

El rector del UBU, Manuel Pérez Mateos, junto al presidente del CES, Enrique Cabero
El rector del UBU, Manuel Pérez Mateos, junto al presidente del CES, Enrique Cabero FOTO: UBU

Enrique Cabero, presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León (CESCYL), y Manuel Pérez Mateos, rector de la Universidad de Burgos han coincidido al afirmar que “incorporar el Sistema Universitario de Castilla y León al discurso político tanto del Gobierno regional como de los partidos políticos es una prioridad absoluta”.

Cabero y Pérez Mateos, acompañados por los miembros del equipo de Gobierno de la UBU, han mantenido esta mañana una reunión cuyo principal objetivo era valorar la preparación de un nuevo convenio entre las cuatro universidades públicas de la región y el CESCYL para incorporar de manera a representantes de las instituciones autonómicas de enseñanza superior a la estructura organizativa del Consejo Económico y Social.

El rector Pérez Mateos, quien calificó de gran oportunidad esta visita del presidente del Consejo Económico y Social, ha afirmado que “la Universidad es un motor de desarrollo económico y social, una parte fundamental de la sociedad, y por ello mantener esta vinculación con el CESCYL, como nunca antes había existido, nos permite avanzar en los objetivos de la Universidad de Burgos en particular y del sistema universitario regional en general”.

“Para nosotros -afirmó el rector burgalés- es muy importante poner en valor las políticas que estamos poniendo en marcha en la UBU, como por ejemplo el modelo de sostenibilidad dentro del campus universitario, como ejemplo a seguir por las empresas y por extensión por la sociedad. Contamos con el escenario ideal para llevar los Objetivos de Desarrollo Sostenible al tejido empresarial y a aquellas instituciones que pretenda impulsar su actividad económica bajo los criterios de sostenibilidad.

Igualmente, declaró Pérez Mateos, “quiero transmitir al presidente nuestra apuesta por cooperar especialmente en lo relativo a la relación con la empresa y, especialmente, en la lucha contra la despoblación, ámbito en el que la Universidad de Burgos lidera un proyecto compartido con las otras tres universidades públicas de la región y en el que estamos trabajando para establecer las políticas para dinamizar la repoblación y retención de talento, tanto de forma directa como en el desarrollo de las políticas complementarias y accesorias”.

Por su parte, Enrique Cabero aseguró que la institución que preside pretende “conseguir una aproximación aún mayor de la representación de los agentes que conforman el CESCYL para acercar la realidad universitaria a la realidad económica y social de nuestra comunidad”.

Cabero definió a la Universidad de Burgos y, por extensión al sistema universitario autonómico como “una de las ventajas comparativas y de las potencialidades de Castilla y León respecto a otras comunidades, especialmente ante el difícil momento actual. “Tenemos un magnífico sistema universitario y ese potencial lo debe aprovechar Castilla y León para su crecimiento, la creación de actividad empresarial, de empleo estable y de calidad y de mejora de los servicios públicos”.

Durante el encuentro, los representantes de ambas instituciones coincidieron en señalar la importancia que para el desarrollo económico regional y para el futuro de la Comunidad posee la formación dual, un formato en el que la Universidad de Burgos es ejemplo, con iniciativas como el de la impartición del Grado en Ingeniería Digital en Miranda de Ebro, así como la creación de un vivero de empresas, la formación permanente dirigida a la población de todas las edades y el proyecto que está poniendo en marcha la UBU para el establecimiento de Startups Villages en entornos rurales de la provincia de Burgos.