La inteligencia artificial resucita al Club de los 27

La organización Over the Bridge ha lanzado una serie de canciones que podrían haber sido compuestas por Kurt Cobain, Amy Winehouse o Jimi Hendrix

Jimi Hendrix
Jimi Hendrix

Cuando parecía que lo habíamos visto todo, llega la tecnología y vuelve a sorprender. Recientemente, hemos visto cómo la Inteligencia Artificial ha “resucitado” a personajes célebres, dotando a fotografías de movimiento y creando una sensación muy cercana a la realidad. Ahora, esta tecnología ha apostado por la música y ha creado, nada menos, un disco de canciones que podrían haber sido compuestas por el Club de los 27. A través de un algoritmo de Inteligencia Artifical que ha recogido ritmos, melodías y letras aisladas de Janis Joplin, Amy Winehouse o Jimi Hendrix, se han generado una serie de canciones completamente nuevas. A partir de ahí, un ingeniero de audio recogió estos elementos musicales generados por la tecnología y compuso “Lost Tapes of the 27 club”.

Kurt Cobain, Jim Morrison y Brian Jones son otros de los artistas integrantes del Club de los 27, llamado así porque se refiere a personajes que fallecieron a los 27 años. Son músicos que murieron muy jóvenes, por lo que dejaron un legado muy corto en comparación con su talento. Por ello, la tecnología ha querido grabar un disco que podrían haber hecho ellos. El proyecto viene de la mano de Over the Bridge, “una organización que tiene como objetivo cambiar la conversación sobre la salud mental en la comunidad musical, al tiempo que proporciona un entorno compasivo para que los miembros prosperen”, escriben en su página web oficial.

Así, con este “Lost Tapes of the 27 club” buscan mostrar al mundo “lo que se ha perdido en esta crisis de salud mental”, usando la inteligencia artificial “para crear el álbum que el Club de los 27 nunca tuvo la oportunidad”. Así, “alentamos a más expertos de la industria musical a obtener el apoyo de salud mental que necesitan, para que puedan continuar haciendo la música que todos amamos”, añaden en su web.

Según explica a “Rolling Stone” Sean O’Connor, miembro de la junta de Over the Bridge, Nirvana ha sido el grupo más difícil de analizar, a diferencia de Hendrix: “Cobain solía tocar progresiones de acordes que confundían a los ordenadores”.