MENÚ
sábado 17 noviembre 2018
05:22
Actualizado
  • 1

Tira Tira: Oblak maquilla los errores de siempre

  • Oblak se abraza con Savic
    Oblak se abraza con Savic

Tiempo de lectura 2 min.

27 de agosto de 2018. 01:43h

Comentada
José Damián González.  27/8/2018

Andaba Griezmann por el Wanda a la búsqueda de ese punto G con el que ganó el Mundial, cuando cazó el gol del Atlético a la salida de un saque de esquina. Eso es lo que se le pide a las estrellas, que marquen diferencias. Luego le cambió el Cholo porque el francés aún no está físicamente fino. Pero recibió la ovación de reconciliación con la hinchada que le hizo llorar en el último partido de Liga pasado. Hizo el gol, pero el agónico triunfo se debe también al de siempre, a Jan Oblak. Porque el choque lo salvo el portero-milagro, que frenó los ataques del Rayo en los suspiros finales.

Un Rayo dignísimo

Un equipo vallecano dignísimo, bien ordenado, organizado y al que sólo le sobró... Oblak. Que siga este «guantes de oro» es lo mejor que le ha podido pasar al Atlético.

El guateque de Jan

El partido rojiblanco fue horroroso y al final todos atrás, esa vieja historia. Todo pudo acabar el sábado-noche en desastre que estropease la gran fiesta rojiblanca por esa reciente Supercopa de Europa ganada al Madrid de no ser por Oblak, que salvó el partido, los tres puntos y puso la música feliz en el guateque.

Últimas noticias