Ciclismo

El infierno está en la tierra para Mavi García

Sufrió dos pinchazos en los tramos de “sterrato” y una caída al chocar con el coche de su equipo

Mavi García, en el suelo
Mavi García, en el suelo FOTO: Eurosport

En los caminos de tierra de la cuarta etapa del Tour esperaba el infierno a Mavi García, que entraba en meta negando con la cabeza y visiblemente enfadada. La campeona de España llegó retrasada a la meta, a 3:11 de la ganadora, a 1:31 de las mejores, a pesar de que las piernas le funcionaban para estar mucho más adelante.

Pero la desgracia la tomó con ella y las averías mecánicas no la dejaron progresar. Mavi sufrió dos pinchazos en los tramos de tierra. Una de sus compañeras estaba cerca para cederle la bici, pero en las dos ocasiones era demasiado pequeña para que pudiera pedalear con comodidad. La primera vez, cuando estaba acercándose ya al grupo de las mejores al finalizar uno de los tramos de tierra, se la pudo ver desesperada llamando al coche de su equipo para recuperar su bici.

Con la nueva bicicleta volvió a sufrir un pinchazo, pero ese ya no tuvo remedio a pesar de que sus compañeras reaccionaron rápido para dejarle una bici. Mavi provocó involuntariamente la caída de una ciclista que llegaba por detrás. Con los nervios por montarse pronto y recuperar el terreno perdido, no la vio venir y se fue al suelo, aunque sin consecuencias.

Pero aún le quedaba lo peor, el choque con el coche de su equipo, el UAE. Mavi intentaba recuperar terreno para volver al grupo, pero se despistó, modificó su trayectoria e invadió la del vehículo del equipo, que no la vio venir y no pudo frenar a tiempo. Era el golpe definitivo para Mavi en la etapa. Lo primero que hizo en el suelo fue echarse la mano a la clavícula, una zona que ya le ha provocado disgustos en ocasiones anteriores. Después era la mano lo que le preocupaba. Tiene varios cortes y rasguños que le complican el manejo.

Pero Mavi pudo llegar a meta, aunque lejos de lo que esperaba. A pesar de todo, el tiempo perdido no es demasiado para lo que pudo ser. Aún quedan etapas favorables para ella en las que poder recuperar tiempo para acercarse al podio que ocupó en el Giro. Ahora es undécima, a 2:26. La suiza Reusser, escapada durante 25 kilómetros, fue la ganadora de la etapa. La española Sandra Alonso entró con las favoritas, a 1:40. Está en el puesto 26 de la general, a 4:44 de Marianne Vos, que mantiene el maillot amarillo.