Claves para no perder el año académico

Los centros de formación permanecen cerrados como medida de prevención adoptada por el Gobierno para evitar la propagación del COVID-19. Esta decisión afecta a 9,5 millones de alumnos en España.

- Ante la rápida expansión a nivel mundial que ha tenido el coronavirus y las medidas que ha tomado el Gobierno para frenar su avance, casi 10 millones de estudiantes se enfrentan al reto de no perder el año lectivo debido al cierre de las aulas. Zigor Maritxalar, CEO de Implika aporta 5 claves para planificar y gestionar la formación en este periodo desde casa.

Adaptarse al confinamiento impuesto por el Gobierno representa un desafío para profesores, padres y alumnos que se enfrentan a la cuarentena en la segunda parte del año lectivo. La fecha de reapertura de las aulas continúa siendo una incógnita, aunque el Gobierno regional de la Comunidad de Madrid ya habla de ampliar el plazo hasta mayo. “Estas circunstancias excepcionales marcan un antes y un después en la educación de nuestro país, lo que también provoca una aceleración forzosa por parte de los centros para digitalizarse. De igual modo, supondrá un éxito para los estudiantes, dado que es probable que mejoren su capacidad de gestión de tiempo, responsabilidad y autonomía.” Opina Zigor Maritxalar, CEO de Implika.

La formación a distancia resulta muy efectiva siempre que se realice bajo unos estándares de calidad, pero es indispensable acompañarla de un contexto que favorezca el cumplimiento de los objetivos diarios de estudio.

Maritxalar, como experto en educación y e-learning aporta las siguientes claves para no perder el año académico a pesar del coronavirus:

Estudiar a distancia por primera vez puede confundir al alumno y tener la percepción de estar de vacaciones. No lo estamos. Por otro lado puede abrumarse al no saber por dónde empezar, debido a la falta de costumbre y quizá sienta estrés por el cambio, lo que puede provocar falta de concentración. Tener un sistema sólido enfocado a la planificación diaria, es una fórmula infalible para superar con éxito estas semanas de confinamiento.

1. Conocer el programa formativo previsto y la metodología.

Dejar el menor espacio posible a la improvisación, es necesario que el alumno sepa qué debe aprender, qué tareas tiene que hacer, cómo y cuándo presentarlas y toda la información pertinente al respecto. Para este punto, contar con una comunidad de profesores y otros compañeros es fundamental, en este momento se debe priorizar la comunicación y una vía de resolución de dudas eficaz para el alumno.

2. Agenda diaria.

La agenda estará marcada por el tiempo que se dedique al estudio, por materias y con descansos cada hora. Para una óptima organización, el alumno debe conocer sus objetivos diarios de aprendizaje, pero también sus horas de sueño, de repasos, de tiempo libre y de hacer ejercicio, algo vital para reducir el estrés y mejorar la concentración.

3. Proteger el tiempo y la atención.

En este momento puede parecer que se dispone de más tiempo libre del que en realidad se tiene y caer en la tentación del mundo digital en cuanto a utilizar múltiples app o plataformas de aprendizaje, es algo sencillo. Seleccionar las imprescindibles y limitarse a ellas supone un incremento en la productividad del alumno.

4. Asociar recursos al aprendizaje.

Reforzar algunas asignaturas con documentales, películas, programas educativos de televisión o incluso videos de expertos a través de Youtube, refuerzan los conocimientos de forma amena y despierta la capacidad de investigación y pensamiento crítico del alumno.

5. Seguimiento.

Realizar una revisión semanal, poniendo sobre la mesa los objetivos diarios cumplidos, los que están en proceso y los próximos temas que preparar, ofrecen una visión global y una medición necesaria para afrontar con éxito este parón en las clases presenciales.

No bajar el rendimiento académico durante este confinamiento requiere de un esfuerzo extra por parte del alumno, por ello, un sistema de recompensas puede potenciar su motivación.

Tenemos comprobado el impacto positivo de la gamificación en la enseñanza”- Comenta el CEO de Implika.- “Pequeñas recompensas diarias cuando el alumno cumple sus objetivos de formación, puede mantener su motivación con una eficacia superior al 70%.”

Tener un buen sistema puede ser la clave del éxito para que los alumnos salgan reforzados y no pierdan este año académico.