Una asociación Judicial recurre al TC para desbloquear la situación en el Consejo General del Poder Judicial

La Asociación Francisco de Vitoria pretende con su recurso “desbloquear y despolitizar” a la vez el órgano de gobierno de los jueces

La Asociación Judicial Francisco de Vitoria (AJFV), la segunda más representativa entre los jueces y magistrados españoles, ha presentado hoy un recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) para “desbloquear y despolitizar al mismo tiempo” la situación en la que se encuentra el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) desde hace ya dos años. Es la primera asociación en elevar un recurso ante el Alto Tribunal no contra la reforma anunciada esta semana por PSOE y Podemos, sino que busca que el Constitucional inste al Parlamento a votar de una vez los nuevos vocales del CGPJ, que ya cumplió el trámite de informar al Congreso y al Senado de cuáles eran los candidatos oficiales para esa votación que, sin embargo, ambas cámaras siguen sin convocar después de dos años.

De hecho, la citada asociación judicial presenta este recurso no sólo como asociación, sino también gracias a sus seis asociados que se postularon como candidatos al nuevo CGPJ en calidad de afectados directamente por ese retraso, lo que refuerza más todavía la forma y el fondo de dicho recurso. Su portavoz nacional, Jorge Fernández Vaquero, confía en que esta iniciativa “sirva para que el TC obligue a los políticos a retratarse ante los ciudadanos, pues exigimos que, si no son capaces de cambiar la ley para despolitizar el CGPJ, como llevamos pidiendo todas las asociaciones de jueces desde hace años, al menos cumplan sus obligaciones constitucionales más elementales, que en este caso son dos: votar ya a los nuevos vocales del Consejo y dejar de hacerlo por afinidades políticas o partidistas, que es lo que PSOE y PP llevan haciendo desde hace más de tres décadas y por culpa de lo cual hemos llegado a esta situación”.

Además, se pregunta “por qué todo un país tiene que resignarse a esperar que dos señores se pongan de acuerdo por Whatsapp para repartirse un órgano constitucional que es clave para el buen funcionamiento de un servicio público tan importante como la Justicia: eso es una falta de respeto a la Separación de Poderes inherente a cualquier democracia” y añade que “como sociedad democrática no podemos aceptar que para renovar el CGPJ sea imprescindible que antes PSOE y PP se repartan en un despacho todos los vocales y luego hagan un paripé en el Parlamento para votar a sus respectivos afines, cuando lo que fija la Constitución y recuerda la sentencia del Tribunal Constitucional de 1986 es justo lo contrario: que es todo el Parlamento, no sólo Sánchez y Casado, el que debe elegir a esos vocales y no en proporción a las mayorías políticas de cada momento, lo cual es un disparate cuando se trata de un órgano independiente de un poder del estado independiente, como son el CGPJ y la Justicia, pues eso provocaría la politización total y definitiva de lo que nunca debió politizarse”.

Por todo ello, la Asociación Judicial Francisco de Vitoria también advierte a los grupos parlamentarios que, si finalmente se produce esa votación, “estaremos muy atentos para que no sigan repartiéndose los 12 vocales judiciales por afinidades políticas o partidistas, en cuyo caso volveremos a recurrir al Constitucional por vulnerar descarada y reiteradamente su sentencia de 1986 que avaló el sistema actual siempre y cuando no incurriera en repartos políticos del CGPJ, como sin embargo ha venido ocurriendo desde entonces y cada vez más”.